Decía Jorge Ibargüengoitia que en México se vendían tortas de carnes que ya cayeron en desuso, como queso de puerco, pastel de pimiento y galantina (ignoramos a qué sepa esto último), lo cual nos indica que México siempre ha tenido una fascinación por los antojitos extraños.

Por eso no nos extraña la popularidad de las “donchas“, las “hamburconchas” y los “donchurros”. Pensando en eso, hicimos una lista de los antojitos más extraños que hemos probado en las calles de nuestro país.

Por supuesto, no se trata de que nadie se ofenda. Lo que en un estado es una delicia, en los demás nos parece algo impensable. A excepción de los esquites con molleja de pollo, mayonesa y queso ¡en realidad no entendemos cómo tienen éxito!

Gordita en bolsa (San Luis Potosí)

Tómese una gordita de chicharrón prensado y una bolsa de plástico. Despedace la gordita y échela adentro de la bolsa. Después de eso agregue más salsa caldosa para que todos los cachitos queden bien remojados. Cómasela con los dedotes y al final puede hacerle un hoyito a la bolsa con los dientes para que no se desperdicie el juguito.

Colitas de cochi (Mexicali)

Delicia culinaria que se vende en los estadios y en la lucha libre. Por 60 pesos puedes disfrutar unas deliciosas colas fritas de puerco (ajá, retorciditas) con salsa y limón. Se comen como si le entraras a un elote y cuando llegues al huesito, lo tiras. ¡Yum!

manjares

Gazpacho (Morelia)

En cualquier lugar de la capital michoacana puedes pedir un resfrescante vaso de fruta para el calor. La diferencia es que aquí la piña, la sandía y el mango se mezclan con vinagre o jugo de naranja, cebolla picada y queso cotija, del que apesta. Algunos prefieren echarle jugo de limón, chile del que pica o queso panela. Tú dirás.

Dorilocos (Todo el centro del país)

Muchos lugares se pelean ser la cuna de este antojito. Una mezcla frituras de maiz, cacahuate, chamoy, repollo, cueritos, sal, chile, salsa Valentona y cuanta cosa quiera ponerle el del puesto, hay muchísimas variedades. Puede ser con churritos, con zanahoria, con mayonesa y hasta con esquites. Una bomba para el estómago y tu WC.

manjares

Cebadina (Guanajuato)

Más que un platillo, esta es una bebida hecha con vinagre de piña mezclado con jamaica y tamarindo. Se deja reposar en barricas de roble, muy parecida al tepache que todos conocemos. Antes de tomarla, tienes que echarle una cucharada de bicarbonato de calcio: es como tomar cuatro alkaseltzers de golpe que te harán eructar como Shrek 

manjares

Huevera (Guerrero)

Exquisita botana para acompañar tu cheve, que no es otra cosa más que la bolsita en la que la iguana transporta sus huevecillos sin fecundar. Se le quita con cuidadito para que salga entera después de que le dieron cran ¡arghh!. Se puede preparar frita, guisada y comerse con tostadas. 

Chitos (CDMX)

La tradicional botana de las cantinas, que básicamente es carne de burro seca, salada y con chile, más dura que masticar una suela de zapato y que acabará con tus amalgamas. Ahora sabes lo que siente tu perrito cuando le das una carnaza. ¡ja!

manjares