¿Te has preguntado quién inventó las alitas de pollo? Aquí te contamos la historia de cómo se volvieron tan famosas.

¿A quién no le gustan las alitas de pollo con su adictiva salsa picante? La historia detrás de este platillo estadounidense, tiene tres versiones distintas. Hasta la fecha no se saber cuál es la cierta, así que puedes elegir la que más te guste como la verdadera.

Las primeras dos versiones de la historia de las alitas involucran al matrimonio conformado por Teressa y Frank Bellissimo. Esta pareja de inmigrantes italianos era propietaria del Anchor Bar de Nueva York, que abrió sus puertas en 1939. No fue sino dos décadas más tarde cuando, según información de Frank, su esposa Teressa, creó la receta.

Todo sucedió un día que se les entregó un pedido equivocado. En lugar de recibir piernas y muslos de pollo, que Teressa usaba para su espagueti, recibieron alas. Para no desperdiciar tanto pollo en buen estado, Frank le pidió a Teressa que preparara un nuevo platillo. Fue así que las cortó por la mitad las frió y las sumergió en su salsa especial. Y la famosa botana nació.

La segunda versión de la historia también involucra a los Bellissimo, pero esta historia es la versión de Dom, hijo de la pareja. Él afirma que un viernes de 1964, mientras trabajaba en la barra del Anchor Bar, quiso invitar a sus amigos a tomar algo por la noche. En aquel entonces, los viernes, los católicos sólo comían pescado y verduras así que le pidió a su madre preparar algo especial. Tenía que estar listo pasada la medianoche para que ya fuera sábado y no hubiera prohibición de alimentos.

Ella tomó los sobrantes de pollo que había en la cocina, que casi siempre eran alas. Las partió por la mitad, las frió, las sumergió en su salsa especial y lo sirvió con aderezo de queso azul y apio que tenía ya preparado para la ensalada de la casa que se servía en el bar. Fue amor a primera vista, en pocas semanas, se había corrido la voz sobre las alitas y ya eran el orgullo nacional.

alitas

La otra versión

Aunque son historias distintas, tienen muchas similitudes y ambas aseguran que fue Teressa Bellísimo quien las creó. Pero recientemente surgió otra versión que asegura que el inventor de las alitas fue el nativo de Buffalo, Jason Young. Él aseguró que en los años 60, la comunidad de afroamericanos solía comer alitas de pollo con regularidad y fue él quien inventó la salsa.

Originalmente la llamó salsa mambo y de hecho, existen documentos que comprueban que él fue propietario de un restaurante llamado John Young Wing’s and Things. Probablemente dijo la verdad, pero investigadores aseguran que él servía el pollo completo y empanizado, por lo tanto, no eran verdaderas alitas.

Sea cual sea la historia, con el paso de los años las alitas se convirtieron en un snack emblemático para los estadounidenses. Hoy es una de las botanas más vendidas en todo el mundo.

En 1977 la ciudad de Buffalo declaró que el 29 de julio sería el día de las alitas. El crédito se le dio a Frank Bellissimo. Esto fue por ser quien le sugirió a su esposa hacer un nuevo platillo con ellas. Fue así que para los años 80 ya eran súper populares en todo el territorio estadounidense. Además, McDonald’s las vendió por un tiempo en los años 90, lo que ayudó a darles más popularidad.

En México se popularizaron en los años 90 con la llegada de cadenas estadounidenses como Chilis, Hooters y T.J. Fridays. Definitivamente, ya no podemos vivir sin ellas.

¿Para ti cuál es la verdadera historia de las alitas?