Probablemente para la mayoría de los mexicanos  partir un aguacate es algo muy sencillo. Lo hemos hecho (o visto) toda la vida en casa. Sin embargo, para las personas de países como Inglaterra, Estados Unidos o Nueva Zelanda es una aventura y hasta un riesgo. Y no siempre termina bien.

Hace un par de años aumentó la popularidad de la fruta (sí, es una fruta) en dichos países. Y como consecuencia, también se incrementó el número de accidentes. Daily Mail publicó que se registraron alrededor de cuatro heridos por semana, curiosamente, después de la hora del brunch. Y no eran cortes simples o pequeños, sino lesiones en nervios y tendones que podían dejar la mano gravemente afectada. Incluso, estas lesiones requerían cirugías reconstructivas.

via GIPHY

Tan significativas fueron estas lesiones que se les comenzó a llamar “mano de aguacate”. Una de las primeras accidentadas fue la premiada actriz Meryl Streep. Ella terminó en un hospital debido a la gravedad de la herida.

Aguacate, siempre un riesgo

Actualmente existe un hashtag en el que los afectados comparten sus accidentes #avocadohand (da clic). Por cierto, no es apto para cardiacos y no des clic, si te desmayas con la sangre. Además, hasta se hicieron tutoriales para quienes quieren aprender a cortar un aguacate sin morir en en intento. Te dejamos un ejemplo.

 

Si eres de los que nunca agarran un cuchillo, pero amas los aguacates, antes de cortarlo toma en cuenta las siguientes recomendaciones:

-Siempre utiliza una tabla
-Retira el pedúnculo (sí, así se llama la cosa que tienen las frutas hasta arriba)
-Corta primero alrededor y separa con cuidado
-Después retira el hueso dando un ligero twist
-Lo siguiente es disfrutar de la cremosidad de esta fruta.

Recuerda que el aguacate es un manjar ¿Y tú, sabes cortarlo de manera perfecta en toda su circunferencia? ¿Eres fan de esta fruta?