Canadá es el segundo país del mundo que legaliza el uso recreativo de la cannabis y serán los primeros en tener cerveza de marihuana. Desde el anuncio de la legalización hace un mes en aquel país, los cerveceros han puesto manos a la obra.

En la carrera, muchas cerveceras han intentado producir este nueva bebida. La startup Province Brands logró crear una cerveza con la planta de cannabis, usando tallos y todo.

Esta cerveza no emborracha, pero si te pone pacheco. No tienen alcohol, pero sí 6.5 mg. de THC, así que sólo hay que preocuparse por el efecto de la marihuana. “Pega muy duro”, advierte Dooma Wendschuh, CEO y co fundador de Province Brands.

Un proceso largo

Wendschuh cuenta que la creación de esta cerveza no fue nada fácil. Entre sus intentos experimentaron sabores horribles, “las cervezas sabían a brócoli podrido”. Pero pronto lograron una cerveza seca, con muy buen sabor, a través de más procesos químicos.

Mientras la legalización de la marihuana continúe a paso lento en casi todo el mundo, la única forma de probar esta cerveza será viajando a Canadá. En México hace un par de años se legalizó el uso medicinal de la cannabis, aunque su venta no se ha regularizado. El uso recreativo sigue siendo un pendiente legislativo.

Por Paulina Castellanos