Alguna vez en la vida hemos caído en la tentación por la comida chatarra. Y bien dicen dime qué comes y te diré quién eres. Es por eso que eso que nos atrapa es porque quizá está muy conectado a nuestra personalidad.

También sabemos lo tan satanizada que está en estos tiempos (hasta en las escuelas quieren niños más sanos, no como en nuestros años mozos snif snif). Pero eso sí, nadie va a matar ese antojo milenario por la chatarra.

Cueritos, Dorilocos, algodones de azúcar y hasta chicharrones (bien servidos con salsa), los mexicanos tenemos mucho de dónde escoger. Nuestra comida chatarra es la onda y de un sabor peculiar.

No te vamos a echar el choro mareador de comida sana. Sin duda, eso que aliviana tu hambre en horas de godín es lo que te hace s1ngular. Descubre cuál de esas delicias callejeras te define mejor y ríndele tributo con este quizz.

Prepara tu salsita, la botana favorita (no olvides tu coquita) y responde con toda honestidad. Nadie te juzgará por ser un amante de la comida chatarra que vende doña Meche en la esquina.

Un encuentro contigo mismo

Con información de Nancy Martínez