Pan, salchicha, catsup y mostaza, y algunas veces verdura y chiles. Hay quienes lo complementan con cebolla frita, tocino, pepinillos, queso, papas, o salsa. Y es que el jocho es un fast food muy versátil y se llena de sabor muy fácilmente.

Hay muchas historias acerca de su origen. Lo cierto es que es a finales del siglo 19 los inmigrantes alemanes llevaron las salchichas tipo Frankfurt a Estados Unidos y éstas se replicaron en Nueva York.

Probablemente los alemanes ya comían un pan con salchicha cuando Charles Feltman, un carnicero neoyorquino, puso un carrito en la orilla de las playas de Coney Island para preparar hot dogs. Casi al mismo tiempo, a un vendedor en un estadio de beisbol también se ocurrió vender salchichas con pan.  

En la CDMX los más conocidos son los hot dogs sonorenses se llaman El Moustron. Se ubican en la colonia Narvarte (Esperanza 1205). Date una vuelta, celebra el Día del Hot Dog y comparte tu hor dog favorito. 

También en la colonia Condesa puedes visitar los Jochos Ramírez (Zamora 174). Los ingredientes que aquí preparan van desde macarrones, hasta piña y plátano. Una de sus especialidades es el de chili beans.

Ahora los hot dogs se han convertido en una verdadera delicia. Aquí te dejamos algunos ejemplos de lo que le puedes agregar.

Cebolla y mostaza para el jocho

Prueba diferentes salchichas

Queso, aderezos verduras y diferentes panes

Holy Aioli! We double dog dare you to eat just ONE! 🌭 #doghaus

A post shared by Dog Haus (@doghausdogs) on

Puede crecer todo lo que quieras y siempre acompaña con papas a la francesa

Por Adriana Silvestre