De ahora en adelante podremos comer pozole sin ningún remordimiento. Así es, el IMSS  acaba de dar a conocer todas las bondades de este manjar a través de su cuenta de Twitter. Con ello nos da carta abierta con este manjar, bueno siempre y cuando no exageremos.

El pozole es es uno de los platillos más completos de la cocina mexicana. De hecho, tiene una aportación nutricional considerable. Sin embargo, la institución recomienda no acompañarlo de chicharrón, crema o tostadas.

Otro pequeño inconveniente es que repetir plato no es buena idea. Lo ideal es comer únicamente 160 gramos de esta delicia, así que deberás hacer cuentas antes de comerlo. La porción recomendada es taza y media de maíz, un puñado de carne y verdura –lechuga, rábano y cebolla–, al gusto.

Pozole, ¿dónde comerlo?

En la Ciudad de México existen muchísimas pozolerías, algunas de cadena que han ganado mucho terreno en los últimos años. 

Está la popular Casa de Toño, que ya tiene sucursales prácticamente por toda la capital, pero hay otras de gran tradición como la Pozolería Tixtla

Otra pozolería legendaria es la de Moctezuma, que data desde 1947, en la Guerrero. Es un lugar que no muchos conocen y que coincidencias de la vida, el estilo de este plato es justo el del nombre de la colonia. 

El pozole es un platillo muy versátil, lo hay blanco, rojo y verde, con carne de cerdo o de pollo y en algunos sitios hasta vegetariano. ¿Cuál es tu favorito?