samsung pay restaurante malva

Si no comes carne ni productos de origen animal y sufres para encontrar un buen restaurante en el que no quebrantarás tus principios, Santa Fe es tu nuevo destino. En en esta zona de la CDMX, el pasado abril abrió sus puertas Malva, un establecimiento vegano que rompe con los estereotipos de este tipo de alimentación.

Para empezar, es un sitio oscuro. En lugar de estar decorado con blancos y verdes típicos de lugares que apuestan por el cuidado de la naturaleza, luce paredes negras, mobiliario gris con detalles en color malva –obviamente– y una iluminación tenue.

Desde la entrada verás la barra que el chef Luis Castro ideó para que cada comensal arme un abundante bowl de sopa con diferentes opciones de consomé, carbohidratos (arroz, cuscús, quinoa, fideo udon), granos y semillas (cebada perla, frijol, almendra, garbanzo), verdura fresca, guarnición (juliana de tortilla, crotones) y el sazonador que más se le antoje a cada uno.

malva
Cortesía

Opciones de ensalada hay varias. La de nopales con vinagreta de tequila, brotes de cilantro y queso fresco es excelente. Todos los quesos servidos en este restaurante se elaboran con leche de coco sin que se note la diferencia con los lácteos tradicionales, pues impulsan el trato digno de los animales y proponen darle un nuevo significado al equilibrio entre salud, ética y sociedad.

En el apartado de platos fuertes te llevarás las mejores sorpresas. Además de pastas como lasaña de verduras a la napolitana, tienen unos burritos de cochinita pibil con cebolla marinada, aguacate y un tatemado de habanero picosísimo que saben a auténtica cochinita. De acuerdo con el chef, el truco de este plato está en usar proteína de chícharo. Y es que después de hacer pruebas por alrededor de ocho meses, Castro dio con la receta ideal para cada preparación, como el hecho de usar pan de caja casero con pulpa de yaka para incrementar el sabor del sándwich de BBQ.

malva
Cortesía

Con los postres, la elección puede complicarse entre más vueltas le des a la carta: brownie, budín de tapioca, fresas con crema dulce, cheesecake apple crumble de los que nadie deja nada en el plato. Hay helados realmente increíbles.

Vinos de Vinícola Urbana, aunados a un servicio atento, hacen de la experiencia una súper recomendable, incluso para gente que no es vegana y -como se lee en las paredes de Malva-: “this is just the veganning“. Al final, para agilizar tu pago y salir aún más satisfecho, recuerda usar Samsung Pay.

En junio, paga con Samsung Pay ¡y te regalarán un postre!

Malva. Guillermo González Camarena 900, local 3 Zedec Santa Fe. 500 pesos por persona.