“El libro es otra cosa: el libro es una extensión de la memoria y la imaginación afirmaba el escritor argentino Jorge Luis Borges. Esta frase es un recordatorio de que sin importar el agitado ritmo de vida en la Ciudad de México, siempre es necesario detenerse un tiempo, abrir un libro e imaginar otros mundos posibles. Ya sea como escape o por crecimiento personal, la lectura es indispensable.

A la par de la fugacidad en la ciudad, hay spots ideales para relajarse un momento y retomar ese libro pendiente. Además, cada 9 de agosto se festeja el Día de los Amantes de los libros, el pretexto perfecto para comenzar un tour por las cafeterías más cool para leer en la Ciudad de México.

Dosis Café

 

A post shared by Dosis cafe (@dosiscafe) on Oct 1, 2017 at 3:34pm PDT

 

Este spot ubicado en la emblemática avenida de la Roma, Álvaro Obregón, es perfecto para tomarse un respiro y disfrutar una novela. Lo mejor de Dosis es que no tienen que elegirse las típicas bebidas que ya se conocen en los cafés, pues su menú incluye affogatos con helado de mazapán, carajillos, matcha frío o floats con café. Además siempre tienen panadería hecha en casa. 

Blend Station

 

A post shared by Blend Station (@blendstation_) on Mar 23, 2017 at 9:00am PDT

Publicidad

 

Sobre Tamaulipas en la Condesa se encuentra Blend Station. Aquí son especialistas en cold brew hecho con café orgullosamente mexicano. Ya sea en la barra para ir solo a leer tranquilamente o en su espacio abierto, esta cafetería invita a quedarse.

Quentin

 

A post shared by Qūentin Café (@quentincafemx) on Feb 10, 2018 at 8:33am PST

 

Un plus de Quentin es que son pet friendly. Así que mientras uno lee, el otro puede pasar la tarde en esta cafetería de la Roma. ¿Su especialidad? El café en grano de Veracruz, Etiopía, Ruanda y Kenya que muelen al instante para servir lo más fresco en cada taza. Lo más cool es que tienen diferentes métodos para procesar el café, dependiendo de la mezcla.

Chiquitito Café

 

A post shared by Chiquitito Café (@chiquititocafe) on Jun 27, 2018 at 12:36pm PDT

 

En la CDMX, aprovechar cada metro cuadrado es clave y en Chiquitito Café lo entienden muy bien. Con su modelo de cafetería pequeña, pero cozy, llegaron a Condesa, Cuauhtémoc y Prado Norte. Para acompañar la lectura, tienen bebidas con método de prensa francesa, pour over y aeropress.

Buna

 

A post shared by BUNA (@bunamx) on Oct 28, 2016 at 2:17pm PDT

 

En Buna procuran hacer del café todo un arte con mezclas de Colombia, Hondura, Oaxaca y otras regiones. No es coincidencia que el café de Buna está en la carta de los restaurantes Pujol y Eno. En cuanto al menú de comida, es difícil resistirse a los pancakes de amaranto con crema de cacahuate.