Nos reunimos con el experto Francisco Iglesias en su salón de belleza para resolver todos los mitos que hay sobre el pelo y recibir sus mejores tips.

Por Andrea Sánchez Hernández

 

¿Es cierto que si nos arrancamos una cana nos salen más?

Definitivamente es un MITO. La canicie es originada por la muerte de los meloncitos, células especializadas en producir pigmento (melanina) que da color al pelo, la piel y los ojos. Cuando el proceso comienza, va aumentando el porcentaje de canas en la cabellera, por eso puede dar la impresión de que si arrancamos una, salen más. Si no las arrancamos, paulatinamente van apareciendo más, hasta que toda la cabellera queda blanca. La velocidad en la que aparecen así como la edad a la que comienzan y la cantidad de las mismas, corresponden a factores genéticos y es diferente para cada persona.

 

¿Qué tip puedes darle a una mujer que tiene sus primeras canas, pero no desea teñir su pelo aún?
Publicidad

Proponemos diferentes técnicas de color que se funden con el pelo natural y tienen un crecimiento mucho menos obvio. En el caso de las primeras canas, aplicamos baños de color que colorean las canas, sin tener que aplicar amoniaco ni peróxido. Con esto logramos que desaparezcan paulatinamente, evitamos tener crecimientos con diferencias de color y ofrecemos la posibilidad de manejar otro efecto diferente sin lastimar el pelo.

 

¿Cada cuánto nos debemos cortar el pelo?

No existe una regla para todo el mundo; la periodicidad depende del tipo de corte y su mantenimiento. Mujeres que tiñen frecuentemente y tienen pelo maltratado necesitarán más frecuencia de corte.

 

¿Es real que un producto pueda dejar de funcionar?

En los tratamientos y el cuidado diario del pelo, lo más importante es el diagnóstico y las recomendaciones de un buen profesional que analice a fondo todas las características del cliente: tipo de piel (con tendencia grasa o seca, frecuencia y técnica de lavado, procesos químicos o térmicos a los que está sometido el pelo así como preferencias en el resultado, volumen, docilidad y suavidad, peso y disciplina o control de rizos).

Un profesional es el único que puede detectar estas características y recomendar los productos específicos para cada persona. También instruirá al cliente en la correcta técnica de lavado y desenredado en casa, así como la aplicación exacta de cada producto. Si el diagnóstico es el adecuado, no necesitaremos cambiar productos hasta que alguna de las condiciones anteriores cambie. Cuando tenemos la sensación de que el producto ya no está funcionando es una prueba clara de que no reúne las características exactas para las necesidades de la persona y el cabello, saturado de químicos que no necesita, comienza a verse pesado y sin vida.

 

¿Por qué es mejor apostar por un shampoo que no haga espuma?

El pelo y el cuero cabelludo necesitan las substancias que la piel segrega para estar sanos y en perfectas condiciones. Los shampoos que hacen demasiada espuma nos indican que tienen demasiado detergente y eliminarán la suciedad en exceso.

 

¿Qué ingredientes debemos evitar en un shampoo?

Los detergentes fuertes, el formol –que es un conservador– y los silicones, que aunque de momento dan brillo, vuelven el pelo pesado, opaco y extremadamente quebradizo porque al estar barnizado ya no se puede hidratar y nutrir de ningún modo. Es decir, impiden la penetración de activos. El daño de un shampoo al pelo está directamente relacionado a la cantidad de espuma y tamaño de sus burbujas.

 

¿Qué tendencia le recomiendas probar a mujeres dependiendo su tipo de pelo?

Pelo claro: se verán más favorecidas con efectos de color barrido, acentuando la luz cerca del rostro y en las puntas.

Pelo oscuro: se verán increíbles en tonos lisos, fríos y muy brillantes. La técnica de micro pigmentación capilar dará movimiento, brillo y riqueza de matices.

 

¿Cada cuánto es necesario realizar un tratamiento capilar?

Depende del daño que infrinjamos al pelo, los tintes, decoloraciones, o exceso de herramientas térmicas que usemos. Van desde una vez por semana en los muy maltratados hasta una vez cada 2 meses en los más sanos, que también necesitan nutrición extra para mantener el brillo y las puntas sanas.

Puedes agendar tu cita aquí:
franciscoiglesias.com.mx/agenda-tu-cita/
o llamar al 6650-9411

 

Si lo tuyo son los remedios naturales y caseros, checa estas alternativas: