La escena era perfecta, aún en el caos de la subasta. Lla obra de Banksy cotizándose cada vez más, el público expectante, el subastador con el martillo al aire, el martillazo final para dar al ganador -anónimo, por supuesto- de la puja. Y en un instante, corte a lo insólito: Niña con globo (2006) comienza a autodestruirse.

Estamos en plena sala de Sotheby’s, ni más ni menos que una de las casas más prestigiosas del planeta. Jamás en la historia de las subastas había pasado algo así, dijo la casa en su página web.

Incluso así, la escena siguió siendo perfecta. Perfecta para uno de los artistas más famosos (a pesar de que nunca muestra su cara ni se sabe exactamente quién es), irreverentes y controvertidos de los últimos 30 años: Banksy.

El cuadro era una versión en lienzo de un famoso diseño del artista que apareció como graffiti en una calle del este de Londres, y que en 2017 fue elegida la obra favorita de Reino Unido.

www.banksy.co.uk

Después de la sorpresa y principalmente el shock que se vivió el pasado viernes 6 de octubre con esta escena, ahora surgen dudas al respecto. Pero vayamos por partes.

1er acto: Sotheby’s da su postura

Niña con globo se vendió en 1.4 millones de dólares pero la casa no ha revelado a quién ni qué piensa hacer esta persona. Al parecer en Sotheby’s están tan desconcertados como todos: “Estamos tratando de averiguar qué significa esto en un contexto de subasta”, pero ¿en realidad no lo saben?

2do acto: la paradoja

La duda surge porque expertos en arte y subastas citados por medios como El Diario de España, dicen que ahora no se sabe el valor actual del cuadro. O al menos de lo que queda de él, pensamos nosotros, lo cual es una paradoja porque se vendió tan caro pero estaba completo. Hoy, al estar en piezas, sonaría lógico que su valor bajara, pero parece que no es así. ¿Por qué? Por ser obra de Banksy, quien no es un artista “convencional”. Hoy, triturada a la mitad, Niña con globo, tampoco es una obra convencional.

3er acto: la respuesta del artista

Banksy publicó este sábado en su web y en Instagram una foto y un video del momento de la autodestrucción de la obra. En la foto escribió: Going, going, gone! (se va, se va, se ha ido), en alusión a las palabras que pronuncia el subastador cuando adjudica una obra a un cliente.

A un lado del video, el artista puso una frase de Pablo Picasso: “El impulso de destruir también es un impulso creativo”, lo que mostró que él planeó todo y quizá podría entenderse como la razón para destruir una obra que se preveía que rompería un récord de venta para Banksy, quien no alcanzaba una cifra tan alta desde 2008. En el video se ve cómo el artista fabricó la trituradora que destruyó el cuadro y cómo la puso dentro de este. “Hace unos años construí en secreto una trituradora por si acaso salía alguna vez a subasta”, se lee en el video.

¿Cómo se llamó la obra?

Podría ser “Ahora valgo más” o alguna otra sugerencia que gustes darnos. El punto es que lo que parecía una acción para criticar las cifras excesivas que los coleccionistas pagan, parece que sirvió para lo contrario y Niña con globo podría alcanzar hasta un 50 por ciento más de su valor real, comentan expertos de My Art Broker, una web especializada en compra y venta de arte.

Instagram

Además, otros críticos dicen que este cuadro fue el único que no apareció en la lista de referencia de precios de la subasta de ese día y que era la obra que cerraría la venta, de ahí que había mayor expectativa.

Así, todo esto parecería un plan de Banksy para hacer una crítica, sí, pero también para cotizarse todavía más en un mercado del arte que lo venera. Y, claro, para seguir rompiendo esquemas.