Un tribunal de Norristown, Pensilvania, sentenció este martes al comediante de 81 años Bill Cosby con una pena de entre 1 y 10 años de cárcel por el delito de violencia sexual. Esta noticia lo convierte en la primera celebridad que pisará la cárcel en la era #MeToo.  

De acuerdo con medio locales, esta imputación implica que Cosby sea incluido en una lista donde se registra a los depredares sexuales. Dicha lista es enviada a entidades con posibles víctimas para evitar otros casos de abuso.

El magistrado solicitó el ingreso a prisión del comediante, quien será considerado como un “depredador sexual violento”. Por dictamen del juez, el comediante deberá tomar terapia durante el resto de su vida.  

En abril de este año, Bill Cosby fue declarado culpable por un jurado en los cargos de penetración sin consentimiento, penetración en estado inconsciente y penetración luego del consumo de un estupefaciente. 

Los casos de abuso se registraron en 2004 en contra de la canadiense Andrea Constand. Según el relato de la exjugadora de baloncesto, esa noche la invitó a su mansión de Cheltenham y le dio unas pastillas para que perdiera el equilibrio, lo que le permitió al comediante “abusar sexualmente” de ella.

Recordamos que a finales del año pasado, una oleada de acusaciones sacudió a la industria del entretenimiento en el que diversas personalidades, mayoritariamente actrices, reconocieron públicamente haber sufrido acoso y agresiones sexuales.