En el tema sobre el calentamiento global hemos llegado ya a un límite irremediable. Sólo quedan 12 años para mantener un promedio de 1.5ºC sobre la temperatura del planeta, para evitar desastres naturales como grandes inundaciones y olas de calor.

Científicos del Intergovernamental Panel on Climate Change de la ONU confían en que todavía es posible frenar el calentamiento global, aunque ese cambio tiene que suceder ya. Un incremento mayor de temperatura implicaría cambios imparables en los distintos hábitats.

El organismo internacional aseguró que la Tierra podría alcanzar los 3ºC en 12 años si no había cambios en el ritmo de vida actual, lo cual se traduciría en la destrucción total del planeta. Los arrecifes de coral serían totalmente destruidos, habría incendios forestales imposibles de frenar. La mitad de la población de la Tierra tendría que abandonar sus hogares y emigrar.

Johan Rockström, coautor del reporte Hothouse Earth, dejó claro que el cambio climático está ocurriendo más pronto y más rápidamente de lo que se esperaba, y que incluso ahora, sin aumentar la temperatura, ha sido “un tema doloroso”.

Publicidad

De lograr mantener la temperatura como se proyecta, el porcentaje de la población con carencias de agua se reduciría en un 50% y la crisis alimentaria se vería fuertemente reducida.

Por lo pronto, nuestro deadline es de 12 años.