En México existen 176 áreas naturales protegidas, cinco de las cuales son consideradas Patrimonio Natural de la Humanidad por la UNESCO. Ningún otro país tiene desiertos que terminan en el mar, arrecifes de coral completamente protegidos, ni selvas extensas en donde crecen especies endémicas.

Es tal la riqueza natural de México, que existen incontables destinos para realizar ecoturismo. Estos son nuestros favoritos.

Cabo Pulmo, Baja California Sur

Getty Images

El único arrecife de coral en el Mar de Cortés, se encuentra en Cabo Pulmo. Hogar de más de 200 especies marinas, este Parque Nacional de más de 25,000 años, invita al buceo responsable y la exploración científica. La pesca está prohibida.

Calakmul, Campeche

gob.mx

En una superficie de 331 mil hectáreas de selva, Calakmul alberga 38 zonas arqueológicas y es considerado un Patrimonio Mixto de la Humanidad por la UNESCO. Aquí hay que ir a caminar, explorar la naturaleza y aprender un poco más de historia entre las construcciones prehispánicas que aún se mantienen de pie.

Xilitla, San Luis Potosí

Getty Images
Publicidad

Sede del Jardín Surrealista de Edward James, Xilitla invita a explorar la selva y acampar en la zona protegida, para después caminar por las calles del Pueblo Mágico conociendo la cultura y los sabores.

Lagunas de Montebello, Chiapas

Getty Images

Las 59 Lagunas de Montebello están entre los principales atractivos turísticos de Chiapas. Aquí uno puede navegar por las aguas tranquilas, acampar o caminar por la selva disfrutando el paisaje. Para un recorrido corto, la Laguna Encantada es imperdible.

Pantanos de Centla, Tabasco

Unsplash

En Tabasco, los Pantanos de Centla forman el humedal más extenso del norte de América. Sus 4 tipos de manglar y los reptiles que lo habitan lo convierten en un paraíso para la exploración.