Seguramente sabes que la sustentabilidad se ha convertido en un valor agregado en cualquier tipo de viaje. También has de saber que existen hoteles que, en un afán por no quedarse atrás, se describen como ‘verdes’ cuando no lo son en realidad. Pero ¿sabes cómo detectar si el hotel que visitas pasa los estándares básicos para decirse sustentable?

Si quieres determinar qué tan responsable es cuando se trata de responsabilidad ambiental, estos son algunos criterios para determinar su credibilidad.

Su construcción es sustentable

Fíjate en la arquitectura del lugar. Muchos de los nuevos hoteles utilizan materiales reciclados para su construcción, como madera o algodón para la decoración interior. Otros se concentran en no dañar el espacio en el que se levantan, transplantando los árboles o creando espacios protegidos. Además, cada vez hay más estructuras para absorber energía natural evidentes en las propiedades, desde paneles solares hasta sistemas de captación de agua de lluvia.

Tiene un sistema de ahorro de recursos

Mantener el consumo de recursos al mínimo es un paso determinante en la búsqueda de sustentabilidad. Para esto, los hoteles suelen instalar controles de luces con sensor que se apagan por completo cuando no hay nadie en la habitación. Otra herramienta es instalar regaderas con poca presión para reducir el gasto de agua.

Ayuda a la comunidad o al entorno cercano

Publicidad

Un hotel sustentable hará todo lo posible por devolver algo al entorno en el que se encuentra. Algunos apoyan a la comunidad local con empleos o ayuda económica a una organización, mientras que otros apoyan iniciativas de conservación ambiental. Esta información es algo que puedes encontrar fácilmente en la página web, o bien, de cualquier miembro del staff.

Usa productos éticos

Otro indicador que debes buscar es la cadena de suministro que siguen los productos utilizados en el hotel, desde las amenities del cuarto hasta los alimentos. La gran mayoría de hoteles sostenibles han adoptado la filosofía ‘farm to table’, con menús de temporada basados en el cultivo local, las granjas orgánicas y los ciclos de pesca sustentable.

Cuenta con una certificación eco-friendly

El último indicador, y quizá el más contundente, es la certificación de sustentabilidad, validada por expertos en el tema que han estudiado todos los aspectos del espacio para evaluarlo. Símbolo de orgullo, este suele estar anunciado en la página web, así como en la recepción del hotel. Busca sellos como Green Key, LEED, Green Leaf o Earth Check entre muchas otras más.