Gracias a la amplia cantidad de alternativas verdes en cada ámbito de nuestras vidas, los viajes también son parte de este cambio en favor del medio ambiente. Hay hoteles que apuestan ya por la sustentabilidad, mientras aerolíneas y otros medios de transporte buscan reducir su huella de carbono.

Además de visitar destinos y hoteles con programas de protección a recursos naturales, la mayor iniciativa está en ti. Sigue estos puntos para llevar una rutina más sustentable y con un menor impacto negativo en el destino al que viajas. Sé un viajero verde en estas vacaciones.

Vuela directo

Optar por un vuelo directo al destino en lugar de un itinerario con escalas implica un impacto negativo menor, considerando que los aviones contaminan más durante el despegue y el aterrizaje. Eso hará que reduzcas tu huella de carbono. 

Muévete

Ya estando en el destino, otra forma de reducir tu huella de carbono es usando bicicleta o caminando para recorrer la ciudad. En caso de largas distancias, el transporte público es la opción. Pero si quieres rentar un coche, busca de preferencia un vehículo eléctrico.

Recicla

Una botella de plástico viaja kilómetros para llegar a las tiendas y tarda miles de años en desaparecer del planeta. Lo ideal sería utilizar el mismo recipiente de agua en todo el viaje. Si puedes, regresa los mapas y folletos que hayas utilizado durante tu viaje, así evitarás acumular basura.

Consume

Además de tener una experiencia auténtica, si compras y consumes productos locales será otro punto bueno para ti en cuanto a tu huella de carbono. Aquellos que son importados han sido llevados desde puntos lejanos y tienen una huella mucho más larga. También evita aquellos productos hechos a partir de animales y plantas, especialmente de especies en peligro de extinción.