La CDMX es la segunda ciudad con más museos en el mundo, solo por debajo de Londres, y en el Día Internacional de los Museos este viernes 18 de mayo habrá mucha celebración en cada uno de estos recintos culturales.

Pero además de ser guardianes de obras de arte y piezas arqueológicas (a veces tan silenciosos y grises), esos edificios guardan curiosidades e historias que bien valdría contar:

Museo del Chopo

museos
Liliana Muñoz

A principios de la década de los 80, unos años después de ser rescatado y ser convertido en el actual museo universitario que es, el recinto, icono de la arquitectura del porfiriato, se volvió en la primera sede del tianguis de música del Chopo, en el que cada sábado se intercambiaban discos y se podían escuchar bandas en vivo. El tianguis ahora está a unos kilómetros del museo, pero conservó al menos el nombre.

Museo Universitario del Chopo. Dr. Enrique González Martínez 10,
Col. Santa María la Ribera

Museo Nacional de Antropología e Historia

museos
Getty Images
Publicidad

Ese edificio que ves custodiado por Tláloc en Reforma fue escenario de un gran robo. Le llamaron “El robo del siglo” en el que en la Noche Buena de 1985, dos hombres aprovecharon que los guardias brindaban para entrar y sustraer más de 100 piezas, que cuatro años después se recuperaron en un clóset. La máscara del Dios Murciélagos que ahora puedes contemplar en la Sala de Oaxaca fue una de las robadas.

Museo Nacional de Antropología e Historia. Paseo de la Reforma y Calzada Gandhi s/n, Col. Chapultepec.

Museo José Luis Cuevas

museos
Getty Images

El atractivo principal en este museo (que originalmente era una vecindad en ruinas en el centro de la CDMX) es la escultura de ocho metros de altura y un peso de ocho toneladas conocida como La Giganta, una obra en la que Cuevas se inspiró en poemas de Boudelliere y Díaz Mirón. 

Museo José Luis CuevasAcademia 13, Centro Histórico.

Museo Soumaya

Soumaya museum entrance, Mexico City

La peculiar estructura de este museo retrasó su inauguración un año, más de 16,000 hexágonos componen esta estructura de aluminio de un peso de 130 toneladas, fabricada por la marca Vasconia, conocida por la fabricación de sartenes. Fernando Romero, el arquitecto detrás del museo comentó que el reto más grande fue reacomodar cada uno de estas figuras geométricas.

Museo Soumaya. Bulevar Cervantes Saavedra esquina Presa Falcón, Ampliación Granada.

Museo Anahuacalli

Getty Images

Al sur de la CDMX se encuentra este recinto que resguarda la colección de piezas arqueológicas de Diego Rivera. Lo curioso en esta construcción es el diseño original de Rivera (en una faceta de arquitecto), en la que quiso partir desde la raíz, de acuerdo con esa concepción prehispánica, aprovechando las cuevas del subsuelo, “donde nacían los dioses antiguos”, según se lee en la página del museo. Adentrarte en este museo es como si estuvieras en las entrañas de una pirámide, y es de destacar que tardó casi 20 años duró esta construcción que ni Rivera pudo ver en vida.

Museo AnahuacalliMuseo 150, Col. San Pablo Tepetlapa.

Museo de San Ildefonso 

museos
Shutterstock

Era la escuela preparatoria de la Universidad Nacional, por la que pasaron muchos personajes como Octavio Paz, Frida Khalo. Pero durante el movimiento estudiantil de 1968, este edificio del virreinato también tuvo un día oscuro. El 30 de julio de ese año, sin importar el valor histórico, el ejército abrió la puerta barroca del antiguo colegio con un bazukazo para detener a los estudiantes que ahí se encerraron. En 2009 se exhibió esa puerta guardada durante décadas en los almacenes de la preparatoria 7 de la UNAM.

Museo de San Ildefonso. Justo Sierra 16, Centro Histórico