Con el estreno mundial de Roma en Netflix este viernes, Alfonso Cuarón lanzó una dinámica para disfrutar más de esta cinta: Yo pongo la sábana. Y no, no se trata de un simple Netflix and chill, aquí la onda es organizar funciones caseras, así como en escuelas y comunidades.

Sólo hay que compartir esa experiencia con el hashtag #Romatón del 14 al 23 de diciembre para poder ganar premios a la función más original. Con esa misa etiqueta podrás discutir con otros usuarios sobre lo que significó Roma para ti y qué nos dice esta película sobre el México actual.

“Inviten a sus conocidos a ser parte de esta experiencia colectiva”, dice el ganador del Oscar en un video en sus redes sociales.

El nuevo filme de Cuarón es el más personal del cineasta mexicano, pues retrata su infancia en la colonia Roma, en una historia que gira entorno a su nana, Libo, interpretada por Yalitiza Aparicio.

La producción de Roma para una plataforma digital como Netflix ha roto con los clichés alrededor de la industria cinematográfica. El filme ya ha sido reconocido internacionalmente y avalado por la buena crítica. En el Festival Internacional de Cine de Venecia, conocido como La Mostra, Alfonso Cuarón recibió el León de Oro a Mejor Película. También fue nominada a tres Globos de Oro, la antesala de los premios Oscar.

Desde finales de noviembre, Roma ha sido exhibida en más de 90 salas en México, incluyendo la exresidencia presidencial de Los Pinos, donde se esperaba una asistencia de 3 mil personas. Cinépolis y Cinemex, las dos cadenas de cine más grandes del país rechazaron proyectarlas en sus salas con el argumento de la “ventana” de exhibición que había antes de su estreno en Netflix.