El director de cine italiano Bernardo Bertolucci murió este lunes a los 77 años en Roma, tras convalecer de una enfermedad no precisada, según confirmó su agente. 

A los 15 años ya trabajaba sus primeras incursiones en el cine, con una cámara prestada, y tiempo después dejaría la universidad para ser pupilo de Pier Paolo Passolini, como asistente de director, en Acattone.

Destacó por sus obras maestras como Novecento, una epopeya de 314 minutos, sobre su visión de Italia desde 1901 hasta la década de los 50. Ganaría también el Óscar a Mejor Guión y Mejor Dirección por El Último Emperador, en 1987.

Publicidad

Con el Último Tango en París, Bertolucci tendría la nominación al Oscar como Mejor Director, además de que Marlon Brando, su protagonista, sería considerado en la misma gala en la categoría de Mejor Actor.

La película también sería un estigma por la famosa escena de una violación. En 2016 el cineasta reveló que la escena protagonizada por Marlon Brando y Maria Schenider había sido, en verdad, un ultrajo a la actriz.

Su carrera fílmica llegó al final en 2012, con el guión de Me and You, pero ya jamás regresaría a sus años dorados.

Desde el 2000, el artista estaba confinado a una silla de ruedas, luego de una operación que se le practicó en la espalda.