¿Cuántos “viejitos memorables” de la gran pantalla recuerdas? Los clásicos Elsa y Fred, la memorable pareja de Amour de Haneke, incluso, la enternecedora pareja animada que forman Carl y Ellie Fredricksen en Up. El séptimo arte se ha ocupado bastante bien de hablarnos de la vejez ideal. Pero ¿qué sucede cuando se es miembro de la comunidad LGBTQ?

El tema de la vejez en personas que forman parte de la diversidad sexual es un tema del que se habla poco. Por lo menos, no lo suficiente. A principios de este año, la activista trans de 86 años de edad, Samantha Flores inauguró en la CDMX el primer refugio para adultos mayores LGBTQ en México.

Según contaba Samantha en las entrevistas que otorgó en ese momento, las personas LGBTQ que han llegado a la vejez, se enfrentan a una doble segregación. Por un lado la que viene acompañada con la edad y otra la que es propia de la discriminación por preferencias sexuales. La suma de ambas se traduce, en muchos casos, en situaciones de abandono y soledad.

Publicidad

Por supuesto que esto no es un destino ineludible, en el que todos los homosexuales, lesbianas, transexuales y demás miembros del alfabeto diverso están condenados a la soledad. La particularidad de los contextos son definitivos al igual que en la vejez heterosexual. Sin embargo, claro que este tema es un motivo de reflexión y discusión.   

En ese sentido, de nueva cuenta, el cine se ocupa de ello. En estas películas se aborda el tema desde la visión particular de sus directores.

Las Herederas

Esta cinta del director paraguayo Marcelo Martinessi, retrata la difícil situación que viven Chiquita y Chela, una pareja de mujeres entradas en los 60 años de vida. Cuando una de ellas tiene problemas legales por malos manejos de sus cuentas bancarias, la obliga a estar por un tiempo en la cárcel. Durante este periodo Chela comienza a trabajar como chofer de un grupo de señoras que juegan canasta.

Este nuevo oficio la conecta consigo misma y la arroja al descubrimiento de nuevas emociones que jamás pensó vivir a su edad. Esta cinta es hilarante, por momentos cómica en otros abrumadora y sutil. La forma en como el director presentan a los personajes inmersos en una cotidianidad de tensa calma contagia al espectador.

¿Dónde verla? Cineteca nacional

Sueño en otro idioma

El mexicano Ernesto Contreras agrega al diálogo un elemento adicional: el de la diversidad sexual en ambientes alejados de la vida cosmopolita. En esta cinta se cuenta la historia de Evaristo e Isauro, los dos últimos hablantes de una milenaria lengua indígena que está a punto de desaparecer.

La llegada al pueblo de un joven lingüista interesado en rescatar este idioma, desentierra los secretos del pasado de estos dos hombres que se amaron en su juventud pero que la moral de su época y su lugar les impidieron estar juntos. La cinta es visualmente poderosa, de una manufactura impecable con el soporte innegable de sus actuaciones.

¿Dónde la veo? Cinépolis Klick

Los Invisibles  

En este documental del cineasta francés Sébastien Lifshitz, se narra la historia de hombres y mujeres homosexuales de avanzada edad que abren sus recuerdos de vida para poner en perspectiva los conflictos que tuvieron que atravesar en su juventud por su sexualidad, en una Francia que en su momento les rechazó.

Si bien esta película está construida desde la memoria que intenta ser el registro de una lucha por la aceptación, también se centra en la vida actual de estas personas que ahora viven su vejez, algunos en compañía, otros en soledad. Tenle un poco de paciencia, es una cinta lenta parsimoniosa, pero vale toda la pena.

¿Dónde la veo? FilminLatino

El amor es extraño

El director estadounidense sitúa esta historia en el año 2011 cuando se legaliza en Nueva York el matrimonio homosexual. Gracias a este hecho histórico, Ben y George, que llevan 39 años juntos, deciden casarse. Poco después, sin explicación alguna, despiden a George de la escuela católica donde enseñaba música y ya no logran pagar su piso en Chelsea.

Una pareja gay de policías acoge a George, mientras que Ben se va a vivir a casa de su sobrino en Brooklyn. Este suceso coloca a los personajes, tanto a los protagonistas como a sus acompañantes, en una situación de estrés. La cinta plantea la idea de que, a pesar de que hay ambientes que se declaren completamente abiertos y tolerantes, sólo necesitan un chispazo para encenderse.

¿Dónde la veo? FilminLatino