Ante las especulaciones alrededor de la negativa de las dos cadenas de cine más importantes de México de exhibir Roma en sus salas, una de ellas puso más caliente el debate al explicar sus razones.

En un comunicado, Cinépolis señaló que el modelo de negocio de Netflix, plataforma que produjo la película de Alfonso Cuarón, “no contempla hasta ahora la exhibición en salas de cine”, argumentando que no respeta las llamadas “ventanas” o periodos en los que las películas no deben estar disponibles en otros canales. “La ventana que nos ofreció Netflix, sin embargo, dista mucho de las prácticas comunes de la industria”. 

La cadena de cine aseguró estar en la mayor disposición de estrenar Roma en sus salas  a partir del 29 de noviembre, además de donar parte de las entradas a organizaciones sociales vinculadas con la causa del trabajo doméstico, a cambio de que Netflix posponga la fecha de estreno.

Publicidad

En tanto, la empresa de streaming ha puesto el filme a disposición de Cinépolis y Cinemex, mientras que Alfonso Cuarón ha desmentido en sus redes lo señalamientos que Netflix no quería exhibir la película en el circuito habitual porque porque las salas no cumplían con ciertas especificaciones técnicas. 

El cineasta mexicano se quejó en la semana de que Polonia y Corea del Sur tuvieran más salas para proyectar Roma que en su país natal. En la CDMX, salas de la Cineteca Nacional, Cine Tonalá, Auditorio BlackBerry, así como el CCU tendrán disponible esta película con la que México apuesta por un Oscar.

En otras entidades se han sumado ciudades para proyectar Roma a partir del 6 de diciembre.