Los rumores sobre Superman avanzan y se contradicen. Mientras unos aseguran que Henry Cavill dejará de ser el hijo de criptón y que el sustituto podría ser un actor afroamericano, Warner Bros. asegura que la salida del británico aún no es definitiva.

El actor está a punto de colgar la capa y dejar el rol que ha interpretado desde 2013, cuando apareció como protagonista de Man of Steel y ya muchos han manifestado su descontento. Sin embargo, nosotros pensamos diferente.

Ante la posibilidad de una despedida, nos hemos planteado tres puntos por los que pensamos que el actor nacido en 1983 es histriónicamente irrelevante para esta historia. Nuestro punto de comparación es Christopher Reeve, el primer actor en protagonizar un filme de Superman, en 1978.

Cavill es guapo, no hay que negarlo

Publicidad

En su actuación en verdad consigue pasar por ingenuo y confundido, tal como debería ser un extraterrestre. Pero está lejos de ser el sex simbol que en su momento representó Reeve. Es más, ustedes mismos pónganlo en la balanza. Si pudieras pasar una noche con un miembro de la actual Liga de la Justicia, ¿prefieres a Cavill como Superman o a Jason Momoa como Aquaman?

Dejemos de lado el personaje de Superman

Concentrémonos en el trabajo actoral. Reeve fue considerado al Globo de Oro como Actor en miniseries o películas para televisión por Rear Window. También se le nominó a cuatro premios Emmy, de los cuales se quedó con uno. A eso sumemos la estatuilla de los premios Bafta, considerados como los Óscares Brtiánicos.

Cavill, en cambio, ha sido nominado a los Kid’s Choice Awards, los MTV Movie + TV Awards, y los Teen Choice Awards.

Numeritos hablan

En 2013, cuando se estreno Man of Steel en la cartelera apareció la tercera entrega de Iron Man. Es decir DC vs. Marvel. Henry Cavill vs. Robert Downey Jr. La película sobre el extraterrestre con súper fuerza generó 668 millones de dólares a nivel mundial, mientras que la del Vengador hizo 1,214 millones de dólares alrededor del mundo. Kryptonita pura.