Para Marina de Tavira fue una sorpresa descubrir Roma frente a la pantalla, pues durante la filmación la actriz no podía ver cortes ni el propio monitor y Alfonso Cuarón le daba el guión por secciones, poco antes de comenzar a filmar cada escena.
 
Tras el estreno mundial de la película en el Festival Internacional de Cine de Venecia, de Tavira aseguró que la historia “realmente te roba el alma”.
 
“Ciudad de México, una que ya no existe pero que llevamos tan dentro. Cleo, el personaje silencioso que llena todos los espacios. Se sentían los hilos que movía. Y al final… un sueño”, nos contó Marina en exclusiva. 
 
En Roma, considerada la cinta más personal y entrañable de Cuarón, de Tavira interpreta a una madre soltera. Sobre su trabajo con el director mexicano, la actriz aseguró que él estuvo “alegre y divertido” todo el tiempo, “incluyendo a todo el equipo que nos acompañaba y que trabajaron en la película en el entusiasmo de estar ahí después de tanto esfuerzo”.

Un honor

Marina dijo sentirse honrada de estar al lado de Cuarón cuando recibió el reconocimiento del público. “Fue también un reconocimiento para México. Muy conmovedor”, contó De Tavira. 

Lo que viene para Roma son varios festivales cinematográficos, incluido el de Toronto, y, por ende, se antoja una carrera al Óscar como Mejor Película Extranjera, pero Marina se lo toma con calma.