La formula parece probada y mejorada. La saga de Mission: Impossible se ha mantenido vigente desde 1996 y a lo larga de seis películas.

Más aún, con cada nuevo estreno, las críticas mejoran. Y ahora que llega Mission: Impossible, Fallout, este 26 de julio, queda más que demostrado.

La nueva entrega sobre el espía Ethan Hunt (Tom Cruise), dirigida por Christopher McQuarrie, apenas llegará a salas y ya hay críticas favorables. En el caso del portal Rotten Tomatoes, tiene un 94 por ciento frescura, es decir, críticas positivas. Y en el caso de Metacritic,  sitio web aún más riguroso, el porcentaje es de 86.

 

Publicidad

En nuestro caso, ya tuvimos la oportunidad de ver el filme y tenemos una muy buena idea de porqué está siendo tan bien acogida y recomendada. A continuación te exponemos algunos puntos y aunque no revelamos nada de la trama, éstos pueden rayar en el spoiler.

via GIPHY

Tono clásico

Sin tecnología sería inconcebible esta saga. Basta recordar como, a lo largo de la saga, el equipo MIF cambia de identidades con villanos y terroristas haciendo uso de máscaras creadas en tiempo real con escáneres faciales. Pero aquí le apuestan a la inteligencia de los espías.

Más allá de la resolución de problemas a través de gadgets (que también son importantes), los personajes usan su fuerza física, habilidad mental e improvisación. En ese sentido, la película adquiere un tono más clásico y cercano a las novelas de los años 60 en las que el espía era listo. Algo parecido a lo que sucedió con James Bond y Skyfall.

 

Adrenalina

Las cacerías en auto son asombrosas. Incluso, cuando Ethan Hunt emprende una cacería a pie, el público está al filo del asiento. Por si fuera poco, hay una persecución en helicóptero vertiginosa.

En decadencia, pero héroe

Sabemos que Tom Cruise tiene 56 años y, aunque es probable que su personaje sea algo menor, ya empieza a verse la edad en éste último. Por eso da gusto que no sea invencible. Algunas partes de la película lo muestran como un ser más vulnerable al que era en 1996, en la primera entrega, pero, por obvias razones, también más experimentado.

Stunts 

Y hablando de eso, sigue siendo increíble que a sus casi 60 años, Tom Cruise tenga toda la vitalidad y arrojo de hacer sus stunts, como ha hecho en todos los filmes anteriores. Es importante recordar que durante el rodaje de esta cinta, el actor sufrió una lesión de gravedad.