¿Quién no recuerda a Sean Connery como James Bond conduciendo ese Aston Martin DB5 en Goldfinger? Ese icónico auto desapareció en 1997, pero 21 años después por fin fue encontrado.

El automóvil empleado en el filme de 1964 fue desaparecido de un hangar aéreo de Florida Keys. El vehículo se había comprado en 250 mil dólares en 1968, según reportó el portal NME.

Con información que pareciera sacada de una agencia de espionaje, Christopher A Marinello, presidente ejecutivo de la organización Art Recovery International, aseguró que tiene datos de primera mano sobre los que ya trabaja.

“Queremos llegar a la comunidad de coleccionistas de automóviles y a una amplia gama de mecánicos para hacerles saber que estamos muy preocupados por recuperarlo”, compartió el ejecutivo.

¿Dónde está el Aston Martin?

Según especulaciones recopiladas por el portal inglés, el auto estaría escondido en algún lugar del Oriente Medio. Al parecer se espera alguna oferta millonaria a cambio de información sobre su paradero y entrega.

Actualmente, se estima que el valor de este coche ronda el precio de un millón 300 mil dólares.

“Aunque hay mucho Aston Martins, es muy importante que obtengamos una fotografía del número de chasís, DP/216/1. Eso es lo qye estamos buscando, pues es muy específico en el vehículo”, compartió Christopher.