Este 4 de julio, Estados Unidos celebra 242 años de su Independencia. Pero esta vez no lo “celebraremos” enalteciendo a la cultura gringa, sino con una lista de películas que lo son todo menos patrióticas.

Born on the Fourth of July (1989)

películas gringas
Foto: Sunset Boulevard / IMDb.

El director Oliver Stone se ha caracterizado a lo largo de su filmografía por poner el dedo en las fibras sensibles de la política y filosofía de vida de su país. Sin embargo, no ha habido una declaración más importante en este sentido que esta película que le valió el Oscar a Mejor Director. Este drama protagonizado por Tom Cruise, que le valió su primera nominación a la estatuilla dorada como Mejor Actor, tiene como acierto materializar de manera descarnada, a través de un veterano de guerra, los efectos colaterales de la política imperialista yanqui. Es un filme imperdible, inspirado en la autobiografía de Ron Kovic, para entender histórica y humanamente la guerra de Vietman.

American Beauty (1999)

películas gringas
Foto: IMDb.

Cuando Alan Ball escribió esta historia en la que se explora una familia promedio estadounidense, como guionista dio un golpe en la mesa para hablar del tan sobrevalorado american way of life. Demostró que esos esposos con hijos que tienen casas con céspedes cortados a conciencia, esconden una perversión y tristeza detrás de esas sonrisas y fachadas de casas perfectas.

Es el retrato más humano y preciso de cómo el modelo económico y político ha reconfigurado la manera en la que las familias se relacionan —o se desconectan, en realidad— y lo que los individuos buscan para alcanzar ese concepto de felicidad que, según su constitución, tienen derecho a perseguir. Brillantemente dirigida por Sam Mendes y protagonizada por Kevin Spacey, obtuvo cinco premios Oscar, incluidos Dirección, Actor y Guión.

Bowling for Columbine ( 2002)

películas gringas
Foto: MGM / IMDb.

El documental dirigido, escrito y conducido por Michael Moore causó mucho impacto entre el público estadounidense, pues toca una fibra muy sensible de la sociedad: los tiroteos en las escuelas y el permisivo uso de armas en la sociedad en general. Aunque el documental recrea la tragedia ocurrida en Columbine High School, en realidad, es el primer gran grito de socorro sobre el polémico control de armas, del que el cual los políticos y los ciudadanos aún no se han podido poner de acuerdo.

La película, que ganó un Oscar al Mejor Documental, también toca una llaga que pocos gringos aceptan: la política del miedo, que ejerce el gobierno sobre sus ciudadanos y que hace que muchos, al sentirse “amenazados” opten por ir al supermercado, donde pueden adquirir el arma de su preferencia.

American History X (1998)

películas gringas
Foto: New Line / IMDb.

Otra película que reflexiona acerca de las pocas tolerancias raciales en Estados Unidos, esta vez contada a través de un joven neonazi (David) y su hermano Derek, otro neonazi que acabó en la cárcel por haber asesinado a dos afroamericanos.

El tiempo en prisión hace que Derek cambie a pesar de tener muy arraigadas las ideas de que todo lo malo que sucede en Estados Unidos es por culpa de las minorías. Al salir de prisión, Derek intenta convencer a David de lo erróneo y peligroso de las ideas sobre una raza superior. Pero en la calle, las cosas son distintas y los odios raciales no han terminado. Por su actuación como Derek, Edward Norton fue nominado al Oscar como Mejor Actor.

Wag the Dog (1997)

películas gringas
Foto: New Line Cinema / IMDb.

Dustin Hoffman y Robert De Niro protagonizan esta historia que pone al descubierto cómo es que el gobierno estadounidense manipula la realidad para justificar lo que sucede en la Casa Blanca. En este caso, un asesor del presidente y un productor de Hollywood, literal, se inventan una guerra con Albania y manipulan conversaciones, imágenes y personajes para poder transmitir esa guerra por televisión y así poder distraer a la gente de lo que verdaderamente sucede en la Casa Blanca: un escándalo de abuso sexual cometido por el presidente a una menor de edad.

La película fue muy relevante y actual al momento de su estreno, pues en esa época había dos temas de moda en Estados Unidos: la Guerra del Golfo Pérsico y el escándalo de Monica Lewinsky y el entonces presidente Bill Clinton. La película recibió dos nominaciones al Oscar: Mejor Actor para Hoffman y Mejor Guión Adaptado (la cinta está basada en la novela American Hero de Larry Beinhart).

Por Renata González