Un sabor a venganza es el que se siente en la segunda parte de esta historia de narcotráfico y migrantes en la frontera entre México y Estados Unidos que narra Sicario: El Día del Soldado.

Como lo hiciera en la primera entrega en 2015, Benicio vuelve a interpretar al misterioso Alejandro que esta vez busca vengar la muerte de su familia, aunque esto lo lleve a volverse en “lo que siempre odio”, planeando un secuestro que desatará más la violencia. 

Por su parte, para Josh Brolin, la filmación de esta película -en gran parte en zonas de la CDMX- fue una experiencia “muy caótica y de alta adrenalina”.

Ve cómo estos actores ahondan en sus personajes en esta saga: