Un “programa” de Inteligencia Artificial creó una película en 48 horas. Sí, es verdad, Benjamin es el nombre de dicho “programa” que creó la película Zone Out en cuestión de dos días.

Es la primera cinta en la prácticamente el realizador, director y el escritor es una computadora.

El director Oscar Sharp y el investigador de IA, Ross Goodwin, produjeron la película y el proceso fue poner otras imágenes de películas del dominio público y cambiarles la voz. Es decir, colocar las caras de los actores (elegidos para esta producción) sobre personajes ya existentes.

Publicidad

Así, la cara de Thomas Middleditch aparece sobre Vincent Price, usando la voz de las grabaciones de los actores reales.

Asimismo, para el guión lo que podemos ver es que Sharp y Ross arrojaron un conjunto de guiones de películas de ciencia ficción a una red neuronal para ver lo que saldría. 

 

La producción de esta película fue parte del Sci-Fi-London 48-Hour Challenge, donde, como su nombre indica, una película debe ser producida dentro de las 48 horas y debe cumplir con algunas indicaciones específicas.

En 2016, Benjamin hizo su debut con una película similar llamada Sunspring, aunque dicen que a diferencia de Zone Out, no fue tan buena.