Bricksburg, a cinco años de haberse convertido en una tierra problemática, después de los eventos del Martes de Tacos. Aquí se sitúa la historia de la segunda entrega de Lego, la película, que llegará a la pantalla grande a principios de 2019.

La historia ronda entorno a Emmet (Chris Pratt) y Wyldstyle (Elizabeth Banks), quienes intentan proteger la ciudad de los invasores Lego Duplo. Sin embargo, los productores también se tomaron el tiempo de incluir un par de burlas hacia personajes de la cultura popular. 

El mejor ejemplo fue la de Henry Cavill y el bigote borrado por computadora para la filmación de Justice League. En una de las escenas de la película animada aparece una imagen de Batman con un sticker que simula el bello facial del intérprete de Superman.

Desafortunadamente, aparte del aspecto cómico, el largometraje se vio envuelto en ciertos problemas debido a algunas escenas que demeritaban el rol femenino en la trama. El descontento llegó después de que Dan Lin y Chris McKay, productores de la película revelaran que Lego, The Movie 2 atacaría la diferencia de género.