Ya a unos días del estreno de Deadpool 2algo que no podía faltar era la canción principal de esta película. Esta semana por fin pudimos ver a Céline Dion cantando Ashes, una melodía suave, con un quinteto de cuerdas, muy contrastante si pensamos en que es una cinta de acción.

El director de la película David Leitch, quien también dirigió este s1ngular video musical, aseguró a EW que buscó una melodía muy emocional, algo estilo de los 90, y por eso la canadiense fue la indicada.  

Sin demeritar la interpretación de Céline, no podía faltar Deadpool jalando el tapete con toda esa irreverencia, por lo que este video sin duda tiene su toque cómico, más en estos puntos:

Una entrada “talón-punta”

via GIPHY

Enfundado en su peculiar traje rojo, Deadpool entra por detrás del escenario a la mitad del video, con unos pasos sexys al ritmo lento de la canción… muy femeninos y más por esos tacones. 

El baile con “superpoder”

via GIPHY

Y qué decir de esa coreografía (con todo y tacones) propia de un profesional de danza, piruetas, saltos, y giros en el suelo (algo como esas escenas de acción de sus películas pero en cámara lenta). El mismo Leitch menciona en entrevista con EW que una puesta en escena de un baile es igual que una puesta de acción.

No es Titanic

via GIPHY

Deadpool le pide a la canadiense que rehacer la canción porque “es muy buena”. “Es Deadpool, no Titanic. Estás en un 11, te tenemos que bajar a un cinco, cinco y medio” 

Lo mejor… la respuesta de Céline

“Esto solo va a un 11, así que trágatela Spider-Man”, le dijo la cantante al irreverente superhéroe que murmura que debió haber llamado a NSync.