Desde antes de su estreno, esta película estaba destinada a hacer historia. Se trata de la primera vez que Marvel lanza una cinta con un súper héroe afroamericano.

Por Laura Uribe

 

Black Panther rompe los esquemas de las cintas actuales de héroes y el resultado es una historia muy bien contada y con una esencia totalmente diferente a todas las películas de este universo.

Esto, por supuesto, no es coincidencia; detrás se encuentra un excelente trabajo de dirección por parte de Ryan Coogler (Creed) y un cast cuidadosamente armado con actores oscarizados como Lupita Nyong’o y Forest Whitaker. T’Challa (Chadwick Boseman) debe asumir el trono del país africano Wakanda después de la muerte de su padre T’ Chaka, personajes que conocimos en Captain America: Civil War.

Publicidad

A pesar de que todo parece ir bien en el reciente reinado de T’ Challa, la aparición de Ulysses Klaue (Andy Serkis) y Erik Killmonger (Michael B. Jordan) tambalean la aparente tranquilidad de Wakanda. Sin dar spoilers, el personaje de Erik pasa a convertirse en el principal villano que quiere arrebatarle a T’ Challa el trono a toda costa, después de que una fuerte revelación salga a la luz.

Acostumbrados a que las películas de súper héroes no tienen (la mayoría de las veces) una gran profundidad, ésta es un respiro de aire fresco para el género. Un punto clave para que sea efectiva es que Wakanda parece tener vida propia, el diseño de arte, inspirado en varias tribus y países africanos nos adentra en un universo al que es imposible resistirse y del que cada vez descubrimos más aspectos. Así, como un caleidoscopio, la historia de la pantera negra llega a tener muchos más matices narrativos que simplemente la lucha por un trono. El soundtrack, co producido por el gran Kendrick Lamar y con la colaboración de artistas como The Weeknd o Travis Scott es otro gran acierto.

Para ejemplificar lo anterior se pueden citar varias cosas, la igualdad de género encarnada en el ejército real, formado solo por mujeres a las que llaman Dora Milaje, e incluso los motivos del villano Killmonger pueden entenderse poniendo el contexto de la discriminación racial. También la colonización y la esclavitud juegan un papel importante en las reflexiones de todos los personajes.

Black Panther es una cinta redonda que, a diferencia de sus antecesoras, finalmente logra tener una esencia y alma propia.