El 2018 arrancó con todo en términos de la representación LGBT en el cine. Primero con el importante reconocimiento en diversos festivales de la cinta de Luca Guadagnino Call me by your name y se coronó cuando Una mujer fantástica, protagonizada por la actriz trans chilena Daniela Vega, se alzó con el Oscar a mejor película extranjera en la pasada entrega de los premios de la Academia.   

Un año histórico, según apunta el último análisis Where We are on TV de GLAAD (Gay and Lesbian Alliance Against Defamation), el cual registra la participación y representación de personajes que forman parte de la diversidad sexual en el cine y la televisión.

Según sus resultados, este 2018 se han contabilizado 75 personajes fijos identificados como gays, lesbianas, bisexuales, transexuales, queers y no binarios. Un número significativo y en franco crecimiento en comparación con los 30 que había en 2016 y 58 en 2017.

De tal suerte que nos dimos a la tarea de presentar una selección de los personajes que llegaron a las pantallas este 2018 para llenarla de diversidad y talento.

Yo soy Simon

Una comedia romántica adolescente, la primera en la que un gran estudio lleva al rol protagónico a un personaje homosexual. A pesar de ser una cinta simple y ligera, ni los críticos más severos dejaron de reconocer su aporte en la visibilización y su planteamiento alejado de los clichés desde el rol protagónico, interpretado por el actor adolescente Nick Robinson.

The Miseducation of Cameron Post

Una cinta que irrumpió de forma exitosa en el festival de Sundance al presentar la historia de Cameron, una chica interpretada por Chloë Grace Moretz, quien tras la muerte de sus padres tiene que ir a vivir a casa de su tía, una mujer conservadora que la obliga a tomar terapias de conversión cuando la descubre en un situación comprometedora con otra chica.

Bohemian Rhapsody

La estrella del rock en un retrato que intenta mostrar su parte más íntima y privada, en esta biopic nos adentramos en la vida de Freddie Mercury y los episodios en los que tuvo que lidiar con su identidad sexual, la cual se esforzó en mantener en secreto. Una interpretación espléndida por parte de Rami Malek que no sólo lo trata como una estrella de la música, también como un icono de la comunidad LGBT.  

Pose

Una serie ubicada en el Nueva York de 1987 que muestra el interior de uno de los movimientos queer más interesante que se gestó al interior de las pistas de baile y que, de alguna manera, ha sobrevivido hasta nuestros días. La nueva apuesta del Rey Midas de la televisión, Ryan Murphy, que nos regala una fauna estrambótica y entrañable.

La casa de las flores

El mexicano Manolo Caro, le rindió un homenaje a la telenovela mexicana en la serie que creó para Netflix. En este melodrama, claro después de la emblemática Paulina de la Mora, despegaron los personajes de Julián y Diego Olvera, interpretados por Darío Yazbek y Juan Pablo Medina, que encendieron las pantallas de los usuarios como nunca antes lo había hecho una pareja gay en la televisión mexicana. También exploró en la representación Trans con el personaje de María José.