Si ya viste Roma de Alfonso Cuarón, en el cine o en Netflix, hay detalles de la cultura popular de aquel 1971 en México, así como de la historia del país, que bien valdría detenerse un momento a revisar de qué van.

La cinta gira entorno a la vida de Cleo, interpretada por Yalitzia Aparicio, la empleada doméstica de una familia de clase media que vive en la colonia Roma. Se trata de una vivencia del cineasta mexicano en su infancia, inspirado en su nana Libo, es por eso que es su película más personal.

En el blanco y negro de Roma, Cuarón rescata el México que entraba a la década de 1970. El viejo tranvía que atravesaba la capital, los sonidos de sus calles, y una sociedad aún marcada por los sucedido en 1968. 

Zobek

Su verdadero nombre era Francisco Xavier Chapa del Bosque. Famoso por sus actos de escapismo y demostraciones de fuerza, jalando incluso automóviles con sus dientes. Sus métodos de acondicionamiento físico llegó hasta el ejército, tal como lo vimos en el entrenamiento del grupo paramilitar llamado los Halcones. 

“Pero no esperen milagros, el único milagro radica en su propia voluntad, el desarrollo mental es el motor del desarrollo físico”, dice Zobek en un campo terroso.

El profesor Zobek murió en 1972, un año después de la historia de Roma, al caer desde muy alto durante uno de sus actos. Él descendía de una cuerda colgada de un helicóptero cuando resbaló y cayó a una altura de 30 metros. Tenía 32 años.

Por cierto, el luchador Latin Lover es quien encarna a este personaje en la película.

El Halconazo

A Cleo le dicen que su bebé nacerá en junio. Cuando ya se acercaba la fecha del alumbramiento, su patrona (la abuela de Cuarón) la lleva a una tienda de muebles para comprar una cuna. En las calles aledañas había una manifestación de jóvenes y camiones de granaderos aguardando.

Era el jueves 10 de junio de 1971, el lugar era la avenida México-Tacuba, muy cerca del plantel del IPN de Santo Tomás. Casi tres años después de la Matanza de Tlatelolco, cientos de estudiantes de varias escuelas de nivel superior salieron a protestar por presos políticos y otras demandas. Lo que vino después fue una feroz represión por parte de un grupo paramilitar, entrenado en artes marciales, principalmente Kendo.

El cine dentro del cine

En Roma vemos todavía una época en la que las salas de cine eran grandes y lujosas, como lo era el Metropolitan y Las Américas. En estos dos recintos, los protagonistas del filme van a ver dos películas: La fuga fantástica (1966), una comedia en la que vemos a un grupo de franceses huyendo de nazis en la Segunda Guerra Mundial; y Atrapados en el espacio (1969), unos astronautas en aprietos que buscan sobrevivir tras una avería, ¿te suena algo similar en el universo de Alfonso Cuarón? Tan popular fue esa cinta que los niños jugaban a ser hombres del espacio, sin importar si vivían en una ciudad perdida.

Por cierto, también vemos a la familia del pequeño Alfonso reunida para ver la televisión. El programa que tanto los entretiene es Ensalada de Locos, con los comediantes, Manuel El Loco Valdez, Alejandro Suárez y Héctor Lechuga, todo un clásico de la tv mexicana.

No tengo dinero ni nada que dar…

Dentro de todas las rolas de la época que se escuchan en el soundtrack setentero de Roma, está el éxito con el que se dio a conocer a Juan Gabriel. Si decían que iba a revivir este fin de semana el Divo de Juárez, al menos lo pudimos sentir vivo en la película de Alfonso Cuarón, mientras Cleo lavaba la ropa en la azotea. 

Roma de Alfonso Cuarón (Carlos Somonte/IMDb)
Roma de Alfonso Cuarón (Carlos Somonte/IMDb)

El campeonísimo

Antes de ser el subcampeonísimo que es ahora Cruz Azul, el equipo cementero era la sensación en aquel 1971. Un año después se coronaría frente al América en la final, y en los siguientes dos torneos repetiría como el máximo líder. No por eso vemos al niño que representa a Alfonso en su infancia vistiendo la camiseta de la Máquina. Es más, el cineasta apoyó al Cruz Azul en esta liguilla.