Tener sexo en un avión es una de las fantasías más recurrentes, pero muchos se la piensan pues si te descubren, habrá consecuencias. Qué tan graves sean dependerán del país al que pertenezca la aerolínea en la que viajes. Cada nación tiene sus propias normas en lo que respecta a la ‘conducta moral’. 

En América y Europa, por ejemplo, practicar sexo en un avión no se considera una conducta criminal, porque no representa una amenaza para la seguridad de la nave o de otros pasajeros. Sin embargo, el hacerlo en lugares públicos si representa una falta administrativa.

En Inglaterra es ilegal tener sexo en un baño al que el público tiene acceso. Y esta misma ley aplica en un avión de nacionalidad inglesa, por lo que los pasajeros descubiertos se enfrentarán a una pena de seis meses en prisión o a una multa de 1,000 libras.

Publicidad

Para los gringos, practicar un acto sexual en un lugar público se considera una falta a la moral por la que hay que pagar una multa mínima de 800 dólares. Peeero, si la pareja es descubierta cuando la señal del cinturón está encendida, ¡aguas! Se puede considerar que el acto afecta directamente el funcionamiento de la aerolínea y te podría costar una pena ¡de hasta 20 años de cárcel!

En cuanto para los mexicanos, tener sexo en lugares públicos, un rapidín dentro de un vehículo y otros lugares prohibidos para experimentar el pecado del amor, es algo que atenta contra las buenas costrumbres, y amerita un juicio administrativo. Sí, podrías terminar en cárcel, aunque con posibilidad de salir bajo fianza.

¡Imagínate lo que podría pasarte en una aerolínea del Medio Oriente donde son más mochos que los gringos! Si te cachan en la aerolínea Emirates, perteneciente a Dubai, serás deportado y acabarás con varios cargos criminales.