Los Pinos dejará de ser la residencia oficial del presidente como lo venía haciendo desde hace más de ocho décadas, ¿pero en qué se convertirán después? Lo único que sabemos es que la Secretaría de Cultura quedará a cargo de este emblemático sitio, aunque no han dicho cuál será su futuro.

En octubre, los diputados de Morena presentaron su proyecto de Ley de Austeridad, en el que se incluía la eliminación del uso residencial de Los Pinos e integrarlo al Bosque de Chapultepec, para hacer de éste un espacio público dedicado a la cultura y las artes.

Y ahora que a partir del sábado 1 de diciembre será parte de nuestros paseos dominicales por Chapu (con chicharrón preparado en la mano y maquillados en la cara), a nosotros se nos ocurren muchas cosas para no desperdiciar tremendo terreno. 

Una casa del terror de la Feria de Chapultepec 

Publicidad

Por ejemplo, podría ser una nueva atracción de La Feria, como una mansión más terrorífica que la de Hill House. Ahora que los expresidentes tampoco disfrutarán de sus pensiones, bien les caería una chambita aquí para asustar en cada pasillo. Nomás imagínense encontrarse con Martita Sahagún despertándose.

Estacionamiento de carritos sangüicheros

Todos los que nos regaló la señorita Laura en su programa para vender jochos, hamburguesas y otras comidas chatarras en el bosque necesitan un buen lugar para guardarse, y qué mejor en Los Pinos.

El nuevo estadio del Cruz Azul

Con eso de que la Máquina anda buscando casa propia para dejar de estar de arrimado en el Estadio Azteca, y en el jardinsote, 14 veces más grande que la Casa Blanca, quedaría excelente. Sólo esperamos que no esté “salado” y le traiga otros 20 años más de mala suerte.  

Museo de la Corrupción

Aprovechando este lado oscuro de la administración que se va, y que la CDMX es una de las ciudad que tiene más museos en el mundo, no caería mal uno que nos recuerde el cochinero de políticos que nos han hecho sufrirsss. Las cabañas construidas en el gobierno de Fox podrían ser una de las salas principales del museo.