La nueva serie de Netflix, Narcos México, cuenta los orígenes de los grandes cárteles de la droga en territorio azteca a partir de los 80. Centrada en la figura de Miguel Ángel Félix Gallardo, el sinaloense que fundó un primer imperio del crimen organizado, en esta serie se puede ver cómo personajes que después fueron grandes capos, empezaron “desde abajo”.

Tal es el caso de Joaquín Guzmán Loera, mejor conocido como “El Chapo” (interpretado por Alejandro Edda en la serie), y el mismo Amado Carrillo Fuentes “Señor de los Cielos” (José María Yazpik).

El Chapo. Foto: Netflix

En la época en que el show está contextualizado, estos dos personajes son de perfil bajo en la organización, el “Chapo” es chofer de Félix Gallardo y Amado Carrillo es piloto del mismo narco.

¿El Chapo Guzmán fue chofer?

Publicidad

¿Pero es cierto esto? ¿De verdad el temible “Chapo” empezó manejando para este capo y después de ahí logró su ascenso hasta llegar a ser el líder del cártel de Sinaloa?

La respuesta es sí. De acuerdo con reportes de las autoridades y testimonios de otros capos, Joaquín Guzmán primero fue agricultor y luego se convirtió en el chofer de Miguel Ángel Felix Gallardo. Él fue su mentor y lo hizo escalar posiciones en la organización.

-Luego, tras la detención de Miguel Ángel Félix Gallardo a finales de los 80, Héctor el “Güero” Palma asumió el liderazgo del cártel y éste se convirtió en el nuevo jefe del “Chapo”.

En la serie de Netflix, Guzmán Loera es retratado como un personaje de bajo perfil. Incluso un poco torpe. Y no se lleva nada bien con los hermanos Benjamín y Ramón Arellano Félix, quienes son los líderes de la plaza de Tijuana. A la postre, ellos conformarían el cártel de Tijuana. De hecho, años después hubo una disputa sangrienta entre ambos cárteles, el de Sinaloa y Tijuana, y la obsesión del “Chapo” era matar a Ramón Arellano Félix… y lo consiguió en 2003.

¿Ya viste Narcos México?