El Gran Kilo, el prototipo que se ha utilizado durante 129 años para calcular el peso, ha muerto. Desde hace unos años, científicos alertaron que el el gran referente para todas las mediciones de masa, el kilogramo, había ido cambiando y ya pesaba menos de un kilo.

Algo así como 50 microgramos menos, lo cual no es mucho, si se toma en cuenta que equivale más o menos a un grano de arena, incluso podría ser imperceptible y sin importancia en nuestra vida diaria, pero no así para la ciencia. En este campo sí se había vuelto un problema.

Por ello, este viernes, el Comité Internacional de Pesos y Medidas decidió que el estándar del peso ya no será un objeto físico sino que se redefinirá mediante una constante matemática altamente precisa.

El kilo se medirá con electroimanes

Publicidad

Ahora, el nuevo kilogramo se medirá con electroimanes, ya que hay una relación directa entre la electricidad y el peso. Esto porque la fuerza que ejerce un electroimán es proporcional a la corriente eléctrica que pasa por sus bobinas. Así, se puede calcular un kilogramo al medir la cantidad de electricidad necesaria para contrarrestar su fuerza.

El Comité Internacional de Pesos y Medidas revisó otras unidades básicas como el amperio que es una unidad de corriente eléctrica. También, el mol que es una unidad de la cantidad de la materia y el kelvin, una unidad de temperatura. Los cambios serán oficiales a partir del 20 de mayo de 2019.