En lugar de un campo que se parezca a una mesa de billar, México entregó a la NFL un césped que tenía mayor parecido con un potrero. Obviamente vino la cancelación del partido de Monday Night Football entre Kansas City Chiefs y Los Angeles Rams y con él el ridículo mundial.

Pero las malas condiciones del terreno de juego del Estadio Azteca no son la única ocasión en la cual México ha quedado en ridículo ante Estados Unidos.

Y no hablamos sólo en lo deportivo, pues la relación de vecinos nos ha dado la oportunidad de tener todo tipo de convivencia con ellos. Y aunque no siempre se puede ganar, tampoco era necesario llegar al ridículo.

En la política

Publicidad

uno de los ridículos más recientes fue la invitación que realizó el presidente Enrique Peña Nieto al entonces candidato republicano Donald Trump, con la intención de mejorar la relación en caso de que el estadounidense ganara la presidencia.

En cambio, Trump aprovechó la visita para apuntalar su campaña y decir de frente a Peña que “México pagara el 100% del costo del muro fronterizo”. Invitarlo para que insultara a domicilio.

ridículo méxico eua

Candil en la calle, oscuridad… también

En 2013 San Antonio Spurs y Minnesota Timberwolves visitaban la Arena Ciudad de México. El partido de temporada regular tuvo que cancelarse por la falla en un transformador (que llenó de humo la arena) y dejó sin corriente eléctrica el recinto. El ridículo, que ante la falla no hubo manera de solucionarlo.

Cancelación de última hora

Estas “fallas” también atacaron a los clavados de altura. En marzo de este año se llevaría a cabo una competencia internacional en conmemoración por los 50 Años de los Juegos Olímpicos de México 1968. La fosa se colocaría a los pies de la Torre Bancomer, en Ciudad de México.

Sin embargo la membrana que contendría el agua no cumplía su propósito. Así que se tuvo que cancelar, horas antes, la competencia, y los atletas tuvieron que regresar a sus países.

Oso total…

De regreso a la NFL, recordamos (con tristeza) el encuentro del 2016, entre Oakland Raiders y Houston Texans, también en el estadio Azteca. Un aficionado apuntaba con un láser al rostro del QB Brock Osweiler, de los Texanos. Puras vergüenzas.

No se olvida

Aunque uno de los mayores ridículos se dio en la cancha, y no fue en territorio nacional, sino aquel 0-2 que sufrió la Selección Mexicana de Futbol en el Mundial de Corea 2012 ante Estados Unidos. El “Tri” era el gran favorito para vencer en los octavos de final y ya se pensaba contra Alemania, cuando el equipo estadounidense borró a los verdes, exhibiendo en el camino a Rafael Márquez, quien se fue expulsado hacia el final del encuentro.

Lastimosamente la lista continúa y no dudamos que se siga acrecentando con tantas oportunidades que se tienen a lo largo del año. Por lo pronto, sólo queda el disfrutar el juego de Chiefs y Rams por televisión.