Quién no ha pasado de canal en canal (aun hoy en la era del streaming) y se ha detenido aunque sea un momento a ver a los monos y monstruos de colores que de repente pueden aparecer en la pantalla.

Y esto sucede siendo niño o adulto, no hay distinción porque todos hemos caído aunque sea algunas veces ante Plaza Sésamo. Y ahora que cumple 49 años, vamos a recordar buenos momentos musicales de este programa y sus personajes.

Mana mana

Quién necesita una letra y un sentido para pasarla bien. Con ritmo todo se puede y así surgió este rolón interpretado por Bip Bippadotta y dos chicas con las que conversa al inicio de la canción con solo dos palabras: “Mana mana”, y de ahí se arrancan. La canción original se llama Sweden, Heaven and Hell (1968), de la película del mismo nombre, por si estabas con el pendiente.

Un dueto entre Elmo y Katy Perry

Publicidad

Para vernos más contemporáneos, te dejamos “Hot N cold” con la mejor escenografía y la mejor compañía que se pudo topar Katy Perry en toda su dulce vida. La cantante se la pasa correteando a Elmo todo el video, es adorable.

La canción de Elmo

Una clásica del programa con el encanto de Elmo y su vocecita, que en español o en inglés siempre es lindo escuchar, en esta ocasión acompañado por Big Bird (que en México cambia de color y se vuelve nuestro Montoya; de hecho son primos, ¿no sabías?) y por Mr. Snuffleupagus. Sí, como ves, este rojito personaje nos hace sacar nuestro lado más dulce y cursi.

Al agua pato

Problema recurrente cuando uno tiene entre 2 y 5 años (o más…): no queremos bañarnos, ¿para qué? Pero como es algo que nuestras madres no comprenden, Abelardo, Lola y Pancho tuvieron que hacer una canción para hacer ese trance menos difícil.

¡Azúcar!

Una versión que nos recuerda el súper clásico “Borondongo” (1953) de Celia Cruz y la Sonora Matancera (ajá, ajá, de la época de tus abuelos) sonó un día en Sesame Street (en español no lo hay) con la reina de la salsa y un público mulato que baila con ella y le hace coros. La canción original tiene una letra muy divertida y la adaptación Sesame style no se queda atrás.

A cantar con Beto y Enrique

No podían faltarnos estos dos con el tierno Enrique echándole a perder el rato al irritable Beto. Sin embargo, estos momentos siempre nos hacen reír (a costa del sufrimiento de Beto) y, sobre todo, nos dejan una buena enseñanza ¡porque de eso justamente de eso se trata Plaza Sésamo!