Quien no haya cantado a todo pulmón “Como Quien Pierde una Estrella”, de Alejandro Fernández, que tire la primera piedra.

No nos hagamos, dentro de todos nosotros hay un fan de “El Potrillo” por ese vocerrón que tantas veces hemos dedicado.

Nos ha ayudado a sanar con “Me Dediqué a Perderte” y con “Mátalas” hemos dicho todo lo que no no atrevemos. Pero digámoslo: es la tía incómoda. Sus borracheras, digo, excentricidades, a veces cruzan el límite.

Hace unos días salió a la luz un video en el que se le ve con dificultades nasales y la gente de inmediato asumió que consumía “cocodrilo”.

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Memelas de Orizaba (@memelasdeorizaba) el

Ante tal calumnia -o no- todos tienen derecho a defenderse, y el cantante lo hizo con la frase “Cuando la ignorancia , envidia y critica, la inteligencia observa, escucha y se ríe !!”.

Sólo tenemos una cosa que decir: ya siéntese, señora.

Otra vez, que lo pensamos fue cuando el hijo de don Vicente fue cuando se subió pedísimo a un avión en el que le pidieron que se abrochara el cinturón.

Como no quiso, se levantó de su asiento y mostró a los pasajeros el video de un accidente de avión ocurrido en Durango.

Y nuestra favorita: cuando Alex se fue al antro, papaw, a Las Vegas, paps.

Ia 100tc cñora.