Esta es la época en la que las películas de terror tienen su oportunidad de brillar. De tener su segundo aire y de inspirar los disfraces de Halloween más horripilantes. Pero esto no es una película. Es la realidad poniendo los pelos de punta a los habitantes de la Ciudad de México.

En una de las ciudades más pobladas del mundo, es lógico que también habite el terror. Pero estos asesinos y criminales lo llevaron a un nivel digno de película de terror. Estos son 5 casos que le robaron el sueño a la CDMX.

El Monstruo de Ecatepec

Ilustración el Monstruo de Ecatepec (S1)
Ilustración el Monstruo de Ecatepec (S1)

No se sabe exactamente a cuántas mujeres asesinó, pero cuando lo detuvieron confesó el homicidio de 20. Los investigadores creen que Juan Carlos Hernández pudo quitarle la vida a más. Este comerciante, junto a su pareja, utilizaba la venta de sus productos para atraer a sus víctimas a quienes asesinaron y mutilaron para vender sus huesos. El caso, llamó la atención de los medios por el sadismo con el que fueron perpetrados los homicidios.

La Mataviejitas

Ilustración La Mataviejitas (S1)
Ilustración La Mataviejitas (S1)

Juana Barraza Samperio es responsable de la muerte de 17 mujeres de la tercera edad. La mayoría de sus víctimas eran personas que vivían solas a quienes les propinaba golpes, y heridas con armas punzocortantes y en algunos casos estrangulamiento. Fue condenada a 900 años y 17 días de prisión por 17 homicidios y 12 robos

El Mochaorejas

Ilustración El Mochaorejas (S1)
Ilustración El Mochaorejas (S1)

Más de 390 años, esa fue la condena para este criminal caracterizado por mutilar las orejas de sus víctimas con la finalidad de presionar a los familiares de sus víctimas para pagar los rescates. Daniel Arizmendi López se convirtió en todo un tema que acaparó la atención de los medios de comunicación.  

El Sádico

Ilustración El Sádico (S1)
Ilustración El Sádico (S1)

Practicó seis secuestros, cuatro de los cuales terminaron con la muerte de sus presas. Todas ellas fueron homosexuales jóvenes a quienes contactaba en bares de las Zona Rosa de la Ciudad de México. Raúl Osiel Marroquín fue detenido en 2006 y según sus declaraciones no cometía crímenes de odio, simplemente creían que eran víctimas más vulnerables.

El Caníbal de la Guerrero

Ilustración El caníbal de la Guerrero (S1)
Ilustración El caníbal de la Guerrero (S1)

José Luis Calva Zepeda, fue nombrado el Caníbal de la colonia Guerrero o el poeta caníbal ya que en los cajones del apartamento donde se encontró el cuerpo de una de sus víctimas también se encontraron algunos poemas.

Se le acusa de la muerte de tres mujeres. Fue a prisión cuando lo detuvieron mientras intentaba escapar y un coche lo atropelló. En 2007 lo encontraron muerto en su celda del reclusorio oriente. Se presume que fue un suicidio.