Ni la wilson, la nelson o el tirabuzón. A 34 años de su muerte, ningún golpe ha podido apagar el recuerdo de El Santo, “el enmascarado de plata”, de cuya vida ya se prepara una serie.

El Hijo del Santo, su heredero en la vida y el ring, está a cargo de este proyecto en desarrollo. La trama, nos cuenta en exclusiva, gira en torno a la faceta menos conocida de Rodolfo Guzmán, nombre verdadero del que quizá es el luchador más famoso de todos los tiempos.

“Es ver quién es el Santo detrás de la máscara y todo lo que tuvo que hacer para destacar, lograr sus objetivos, sus sueños. Obviamente tiene que haber drama, muchos aspectos que atrapen al público, pero alrededor de una historia verdadera”, revela.

El Hijo del Santo aclara que la historia ya está escrita, aunque actualmente se encuentra en manos de varios guionistas que la pulirán y le darán los toques emotivos necesarios. El siguiente paso será hacer un casting para encontrar al actor que interprete al “Enmascarado de Plata” y los demás personajes. Luego vendrá el rodaje y la negociación para elegir la plataforma de streaming por la cual se transmitirá.

Pero como dice el luchador, el personaje que creó su padre en 1942 da para mucho: tiene su marca de ropa, ya protagonizó un cómic y hasta una caricatura en Cartoon Network.

el santo
José Luis Castillo

¿Se baja del ring?

En cambio, lo que sigue para el vástago de Guzmán es una quebradora llamada retiro que, por cierto, no le preocupa por dos motivos. El primero es que ya lo veía venir desde 2013, por una lesión que casi lo deja paralítico. Además, tiene en su familia al perfecto sucesor: su propio hijo, que ya debutó en la lucha con el nombre de El Santo Jr.

“Mi papá decía que yo iba a ser El Hijo del Santo y después el Santo, pero logré hacer de mi primer nombre un personaje diferente al de él. Se me hacía muy ingrato desecharlo porque me había dado muchas satisfacciones. El Santo es mi papá y mi hijo se encargará de darle brillo a El Santo Jr.”.

Entre sus planes están hacer más cine, además de llevar sus tiendas al extranjero. “Sería genial tener una en Tokio, imagínate eso, es mi sueño. Me gustaría abrir otra en Los Ángeles o en Madrid. Fuera del ring hay muchas cosas por hacer”, agrega.

Pero antes de todos los proyectos, viene uno que ya se concretó: el documental El hombre detrás de la máscara, que se estrenó en 2013 en festivales, pero no será sino hasta este 18 de octubre cuando llegue a salas comerciales.

“El documental está más enfocado en mi vida que en la de mi padre. Esto nace porque muchas veces la gente te pregunta: ‘Cuando te diste cuenta de que tu papá era el Santo, ¿qué sentiste, por qué te hiciste luchador?’. Sé que mucha gente se va a identificar conmigo, porque refleja los problemas que puede tener cualquier ser humano: la muerte de un ser querido, una enfermedad o un fracaso en tu vida”.