Y en su primer acto como presidente de la Comisión de Cultura y Cinematografía, nuestro “singular” diputado Sergio Mayer quiso lucirse con un flashmob en el Palacio Legislativo de San Lázaro.

Durante la instalación de la comisión este miércoles, Mayer dio la palabra a un “legislador” para que hiciera sus preguntas. De pronto suenan los primeros acordes de la “Traviata” de Verdi y ¡puuum!, el disque diputado comienza a cantar. Luego se unen otros a la canción. 

Mayer guiñe el ojo, presumiendo de su gran idea. Algo curioso y diferente, aunque esos espectáculos improvisados ya son tan comunes en redes sociales y virales, quizá a Mayer no le pareció mal llevarlo al plano político. Al menos así podría justificar que es apto para el puesto.

Sólo esperemos que lo quieran hacer en todos los eventos, sino al rato ya parecerá el Teatro Blanquita el recinto legislativo o un show de La Parodia.

Por cierto, una de las propuestas del presidente de la Comisión de Cultura fue cambiar el nombre de ésta por “Culturas”, argumentando que somos un país “pluricultural”.

“Al ser el impulso del derecho del arte y la cultura, así como el ejercicio de los derechos culturales, he estado pensando en una propuesta que consiste en ampliar con un criterio de inclusión el nombre de la Comisión de Cultura y Cinematografía para que pueda ser Comisión de Culturas y Cinematografía, en virtud de que son diversas las culturas que dan riqueza y sentido a México”, dijo Mayer.   

Mayer, quien asegura que no hay que ser Sócrates para presidir esta comisión, aseguró que la comisión le dará un acento social a su trabajo. “La cultura debe ser la herramienta más sólida para comenzar la cuarta transformación, siempre con sentido social para lograr redistribuir la gran riqueza cultural de México”.   

Mientras no sea redistribuir ligas para descargas ilegales de libros, nosotros nos quedaremos tranquilos.