En el aniversario 50 de la inauguración de los Juegos Olímpicos de México 1968, la ruta de esculturas que se realizaron a propósito de este evento deportivo fueron declarados este viernes patrimonio cultural de la CDMX.

El jefe de gobierno capitalino, José Ramón Amieva, hizo este anuncio en sus redes sociales destacando “la amistad, la paz y el talento de quienes en conjunto dejaron un legado cultural para la ciudad y para el mundo”.

El proyecto de la “Ruta de la Amistad” fue concebido por Mathias Göeritz.  Originalmente, las 19 esculturas corrían a lo largo de 17 kilómetros, recorriendo partes del Periférico Sur y culminaban en el Estadio Olímpico Universitario. Las figuras fueron esculpidas por artistas de los cinco continentes.

ruta de la amistad
“Tertulia de Gigantes”, Joop J. Beljon (Holanda). Foto: Mexico68.org
Publicidad

De acuerdo con el sitio del Patronato de México 68, las esculturas estuvieron en el abandono por 25 años, hasta que surgió la iniciativa llamada “adopte una obra de arte” con la que se logró rescatar estas piezas con la ayuda de la iniciativa privada.

ruta de la amistad
“Sol Rojo”, Alexander Calder. Foto: Mexico68.org

Con los cambios que tuvo esta vialidad de la CDMX, principalmente por las obras del segundo piso del Periférico, algunas de las esculturas tuvieron que ser reubicadas en un sólo punto.

Un turibus

Amieva propuso además la creación de una ruta del turibús que permita conocer cada una de estas piezas escultóricas, según apunta el sitio de capital21.