Ayer se estrenó Réquiem, la obra de teatro protagonizada por Ludwika Paleta Hérnan Mendoza. Nosotros ya la vimos y es espectacular ¿No nos crees? Atiende esta recomendación y te aseguramos que te acordarás de nosotros cuando te pongas de pie al finalizar la función. 
 
Es la historia de una fiscal llamada Emma Solís (Ludwika Paleta) que, según su contexto de vida, educación, valores y forma de ver “lo que es correcto”, consiguió una sentencia de pena de muerte para el responsable de 5 asesinatos ¿El problema? El culpable es un niño.
 
El día de la pena de muerte, llega el sacerdote Michael Banks (Hernán Mendoza) para escuchar la última confesión del sentenciado. Por un lado, el padre cree en las segundas oportunidades y por el otro, la fiscal desea hacer “justicia” erradicando el mal a toda costa, sin importar el medio. 
 
Aquí te dejamos cinco puntos por las cuales no te puedes perder esta puesta en escena: 
 

El sentido de la justicia

Es una obra que trata sobre la disputa del bien y el mal. Te hace pensar, deliberar y cuestionarte sobre las leyes del hombre, de Dios y, sobre todo, el significado de la justicia. Claro, estamos hablando de una historia que se lleva a cabo en Estado Unidos. Así es que  la pena de muerte es igual a justicia: ojo por ojo y diente por diente. Con esta premisa, ¿crees que se pueda erradicar el mal de una vez por todas?

Una actuación extraordinaria

Ludwika es estupenda. Hay una escena en particular que te rompe el corazón. Obvio, no te la vamos a contar, pero es una realidad que cuando ella llora, te dan ganas de correr a consolarla. La química de los actores es excelente. Asimismo, el texto, una idea original del mexicano Reynolds Robledo, es extraordinario por los diálogos y la trama.

Dilema moral 

Otro de los temas que te cuestionas de manera profunda, es si las personas merecen una segunda oportunidad o, viéndolo desde otro punto de vista, ¿se necesita ser tajantes y dar ejemplo de que las acciones incorrectas tienen una consecuencia?

Frente al espejo 

Verás que el personaje de Ludwika, te hará pensar: ¿Es fácil juzgar? Es muy posible que lo que estés juzgando sea un espejo de lo que eres: “Lo que te choca, te checa”.
 

Esperanza o determinación 

En conclusión: ¿Qué se necesita para ser un mundo mejor? ¿Dar esperanza con segundas oportunidades o acabar determinantemente con el mal?
 
Por último, es importante decirte que a pesar de ser un drama, tiene toques de comedia y sarcasmo que, sin duda, te sacarán más de una risa.
 
No olvides que Réquiem estará sólo 4 semanas en la Teatrería en la CDMX (Del 5 al 28 de octubre de 2018).
 
Dirección: Tabasco 152, Roma Nte., 06700 Ciudad de México, CDMX
Horarios: Viernes 20:00 y 21:30 horas, sábado 18:30 y 20:30 horas y domingo 17:30 y 19:30 horas.
Clasificación: Mayores de 15 años.
Boletos: $600 $500 y $400.
Publicidad