Games of Thrones, la multipremiada serie de la televisión, salta de las pantallas para llegar a sus fanáticos a través las  botellas del whisky Johnnie Walker. Esta marca recién lanzó una edición especial alusiva a esta serie que está próxima a estrenar su octava temporada.

Esta edición especial denominada “White Walker”, es resultado a una alianza entre Diageo y HBO, y retoma el nombre de los personajes de una antigua raza de criaturas de hielo que, tras desaparecer por miles de años, han vuelto y son realmente temidos.

La edición “White Walker” es el resultado de una mezcla de whiskies producidos en las destilerías de Cardhu y Clynelish, del extremo norte de Escocia.

George Harper, maestro destilador que encabezó esta producción detalló que los whiskies de Clynelish “han sobrevivido a los largos y fríos inviernos escoceses, no muy diferentes a los largos periodos soportados por los Vigilantes de la Noche, quienes se han aventurado al norte del Muro, así que era el lugar perfecto para empezar cuando creamos este whisky único”.

Game of Thrones whisky

Al respecto, Jeff Peters, vicepresidente de licencias y retail de HBO, dijo que “sabíamos que existía un apetito de los fanáticos por un whisky de Game of Thrones, y una vez que conocimos la visión de Johnnie Walker como una forma de colaborar, supimos que era la idea perfecta y que el tiempo era ahora”.

Al igual que la famosa marca de scotch, anteriormente otros productos han se han inspirado en esta serie televisiva para lanzar su ediciones especiales, como es el caso de la cervecería Ommegang de New York, que creó tres tipos diferentes de cerveza: Iron Throne, Take the Black Stout y Fire and Blood.

Además, el diseño de la botella está impreso con tinta termocrómica, que da a los consumidores un “mensaje sorpresa” al momento de congelar la botella.