Este domingo, uno de los espacios de teatro más emblemáticos de la Ciudad de México, el Foro Shakespeare, cerró sus puertas. En un principio, se comunicó que sería de manera definitiva. Sin embargo, el actor Bruno Bichir, uno de sus artífices, nos cuenta que su destino aún es incierto.  

El lugar estuvo en disputa durante más de dos años entre el dueño de la casa (que busca dar otro uso al terreno) y los arrendatarios, es decir, Bichir y la también actriz Itari Marta, quienes dirigen el local desde hace 17 años.

Sin embargo, Bichir, dice que no todo está perdido pues podrían llegar a un acuerdo con el dueño, lo que salvaría al recinto. “Todavía estamos buscando la viabilidad de quedarnos donde nacimos. Por eso se me atraganta el cogote, porque me emociona la posibilidad”, dijo en exclusiva a S1ngular.

“¿De qué depende?”, le cuestionamos, pero en eso el actor es escueto. Depende de muchas cosas y todas en conjunto, dice. “Son por lo menos seis elementos que conformarían la posibilidad de que nos quedemos ahí y cada uno de ellos es complejo”.

Publicidad

Un fantasma persistente

Bruno reconoce que desde hace 17 años, cuando él e Itari tomaron la dirección del Foro Shakespeare estaban conscientes de que el Foro tenía que ser dueño de sus predios. “Es algo que no logramos (en este tiempo)”, admite.

Ambos actores han visto distintos lugares que podrían ser sede del mismo Foro Shakespeare; sin embargo, ninguno de ellos es lo que buscan.“Lugares hay muchos, ninguno es el apropiado, el conveniente, ninguno es fácil. Tienen muchas aristas.” 

Mucha gente se abocó, dueños de casas, empresarios; incluso nos invitaron a mudarnos a otras partes de la República. (El productor teatral) Alejandro Gou levantó la mano y dijo: ‘Aquí está mi teatro, éntrenle’. Se abrió esa vía”.

Incluso, señala Bruno Bichir, el Estado ha sido sensible y han dado espacio a los proyectos en el Teatro Helénico y algunas de las producciones han salido de gira. Sin embargo, ellos quieren que se quede en la calle de Zamora números 7 y 9. “Ahí ahí es donde nacimos”.

Pese a que bajó el telón, las actividades del Foro Shakespeare siguen, como el proyecto del teatro penitenciario y funciones en otros espacios como el Centro Cultural Teatro 2.