Ni muerto uno se salva de la delincuencia. Varias tumbas del Panteón Francés en la CDMX, fueron saqueadas. Una de ellas es la de María Félix, según confirmó la Fundación que lleva el nombre de la actriz.

Un busto de María y un retrato de ella con su hijo Enrique fueron parte de los objetos robados. También se llevaron candelabros y floreros. La institución compartió en su cuenta de Facebook algunas imágenes de la rapiña.

maría félix tumba
Fundación María Félix / FB

La Fundación María Félix señaló que el busto robado era una réplica de uno que tienen en su sede.

El icono del cine mexicano falleció el 8 de abril de 2002, el mismo día de su cumpleaños 88. Sus restos fueron llevados al Panteón Francés de San Joaquín, ubicado al norte de la CDMX. Cuatro meses después fueron exhumados por una demanda que buscaba esclarecer las circunstancias de su muerte.

Luis Martínez, quien quedó como heredero universal de la diva, informó a la fundación que como parte de las investigaciones se acudió a los administradores del panteón. Se pidió que se apliquen medidas de seguridad más estrictas.

Otros vecinos de María

En el mismo mausoleo están los restos de Enrique Álvarez Félix, hijo de María, quien falleció seis años antes que la actriz.