Ha pasado ya un mes de las elecciones presidenciales en México y el presidente electo, AMLO, sigue dando de qué hablar con sus reuniones reconciliadoras. Primero lo hizo con Peña Nieto, y ahora con su contrincante en las campañas, José Antonio Meade. 

Así es, si ya te habías olvidado de Pepe Toño, es quesque “sí sabe apretar”, pues reapareció. Y parece que pasaron años y cuatro semanas pues su look de náufrago nos sorprendió.  

De barba larga, el excandidato del PRI llegó este viernes a la casa de transición del tabasqueño en Tlalpan. López Obrador destacó la “nobleza” de Meade cuando se dieron a conocer los resultados de la elección la noche del 1 de julio. Él fue el primero en reconocer el triunfo del candidato de Morena.

AMLO no quiso dar más detalles del desayunito con Pepe, sólo nos dejó con el video que publicó en sus redes. “No hay nada en secreto… Ustedes quieren todo ya”, dijo a la prensa. Pero los que nunca se quedan callados son los memes.

La feria de la memela

Y claro, lo que más burlas trajo fue la barba de Meade, un cambio muy a la Simpson.

Quien no ha sido convocado todavía es el panista Ricardo Anaya (Ricky Riquín, según AMLO). Y quién sabe si lo vayan a llamar en algún momento, pero por ahora se quedó como Juanga tras la palmera.

No olvidemos al Bronco, que ese bien que quería más que abrazos en los debates presidenciales.

Esa sí que es mucha presión.

A lo mejor si Ricky se hiciera un cambio de look al menos daría señales de vida.