El mercado de Sonora es uno de esos lugares a los que se tiene que recurrir cuando la virgen o santo (de su preferencia) no tenga tiempo de atender a sus llamados. Cuando usted ya no pueda con tan malas rachas.

Probablemente la popularidad del recinto se debe a la asistencia frecuente de su clientela. Al morbo de uno que otro despistado. O al cargo de conciencia de los arrepentidos y a quienes dudan del porvenir.

A simple vista se pueden identificar los clásicos vudús y los manojos de hierbas, copal negro e hileras de cráneos. En las vitrinas de algunos puestos está el muñeco “Chuki” y la muñeca protagonista de Annabelle. Éstos juguetes conviven amenamente con estatuillas de la Virgen de Guadalupe y San Judas Tadeo. Pero también unos largos cuervos de cabra negra se entrelazan con la imagen de Jesús crucificado. Simpática escena que intenta simbolizar una democracia religiosa.

Lo que puedes encontrar en el Sonora Foto: Bircky Ramírez
Lo que puedes encontrar en el Sonora Foto: Bircky Ramírez

Si el visitante va en busca de una deidad, el mercado de Sonora ofrece una amplia variedad de santos de todo el mundo. Sin embargo, son predominantes los de raíces africanas y cubanas como: Yemayá, Oshún, Elegguá Obatalá y Changó.

Un mercado de mucha tradición. Foto: Bicky Ramírez
Un mercado de mucha tradición. Foto: Bicky Ramírez

Mercado de Sonora: santos nacionales y del mundo

Si el visitante prefiere el consumo de deidades nacionales, también están aquí. Sobresalen, por supuesto, figuras e imágenes de la Santa Muerte y uno que otro Jesús Mal Verde. Sí, el bandido de origen sinaloense que es rechazado por la iglesia católica, pero venerado por aquellos que están en la búsqueda de un trabajo (no siempre legal) y dinero.

Los clásicos conjuros nunca pasan de moda. Prueba de ello son las veladoras para el amor y el dinero. También, los cirios para las envidias y remedios con títulos muy convincentes. Por ejemplo, “la mano poderosa” o “la quita trabajos”. El esoterismo es también el refugio del universitario que no termina la tesis, con el remedio “del buen estudiante”. Lo hay en tres presentaciones: polvos, jabón de baño y aerosol.

Para que por fin termines la tesis. Foto: Bicky Ramírez
Para que por fin termines la tesis. Foto: Bicky Ramírez

Y para quienes no tienen tiempo de ir a la iglesia, en el mercado de Sonora también encontrarán agua bendita en prácticos tamaños y a diferentes precios. Todas las botellas incluyen una imagen de Jesucristo en cualquiera de sus icónicas presentaciones.

La practicidad de estos años también abunda en algunos extractos esotéricos que cuelgan a las afueras de los puestos. Entre ellos, el “legítimo polvo de corderito manso”. Esto es una pócima empaquetada en una pequeña bolsa de plástico que tiene como envoltura la estampa de un becerro con cualidades de un borrego agresivo.

Consuma servicios mexicanos

Todo tiene cabida. Foto: Bicky Ramírez
Todo tiene cabida. Foto: Bicky Ramírez

Había pasado casi un año desde la última vez que visité este lugar. Fue durante septiembre de 2017, cuando un amigo, de nombre Mark, peruano, decidió que era buena idea que una bruja mexicana le leyera las cartas. Al parecer la profecía de la vidente se cumplió. A casi un año de la sesión esotérica, el simpático sudamericano regresó para visitar a una novia mexicana, chica que para quien esto escribe, es como derramar sal sobre la mesa.

-¿Unas cartas?
-Nos la echamos, cómo no. ¿En cuánto la sesión?
-250 pesos la lectura de cartas y 500 los caracoles.
-Me lleva el diablo…

De la última vez a ahora, el precio de la lectura de cartas subió. Supuse que el aumento en dicho servicio se debió a factores como el incremento del dólar frente al peso o al resultado de las elecciones presidenciales. Medité si era buena idea pasar al pequeño cuarto decorado con conchitas de mar y conocer lo que me deparaba el futuro. Aunque preferí ahorrarme el gasto.

En estos casos y para evitar irse con las manos vacías, es preferible asistir al mercado con algunos pesos extra. En caso de que te sea difícil costear una lectura de cartas o mano, puedes optar por otras opciones. Por ejemplo, por la adquisición de infusiones caseras para aliviar malestares como migraña, gastritis, colitis o estreñimiento.

Remedios infalibles Foto: Bircky Ramírez
Remedios infalibles Foto: Bircky Ramírez

Cualquier pretexto es válido para dar una vuelta por el mercado de Sonora, lugar del que saldrás fascinado por la variedad de figuras exóticas. O por los objetos con significados estrafalarios. Ve y observa con atención las imágenes, libros de magia, ojos, huesos, calaveras o las docenas de animales secos que cuelgan de los puestos. Hay víboras, armadillos, cuervos y colibrís. Todos ilegibles por el paso del tiempo e inalcanzables por iniciativa del vendedor, similar a una exposición de arte taxidermia. Sí. El mercado de Sonora es como un museo.

¿Lo has visitado? ¿Qué te ha parecido?

Mercado de Sonora
Fray Servando Teresa de Mier 419, Merced Balbuena, Ciudad de México